lunes 20 de enero de 2020 - 12:00 AM

Escuchar este artículo

Aborto

Si yo interrumpo la bella gestación, no habrá maduración aunque tenga algo de razón. Yo recibo la vidapara administrarla, y con amor para mejorarla pero no para terminarla.

Debemos ser actores de vida no de muertes, porque un mundo de entes no respeta vidas presentes.

Cuando la vida trae amor los resultados son lo mejor, a veces hay hasta milagros que solo entiende el Creador.

La persona que aborta casi no se recupera, la vida los desespera sin un cambio de cabecera.

Contralor a la medida

El Clan Aguilar volvió a salirse con la suya. El coronel detenido por ‘parapolítica’, el senador Richard y el Gobernador Mauricio lograron que dos de sus alfiles integren la terna para Contralor del Departamento.

Ante la “curiosa” renuncia de quien obtuvo el mayor puntaje en conocimientos, subió a la terna el señor Pérez. Este, junto a Medina y Villabona se disputan el apetecido cargo.

El más idóneo sería el señor Medina, funcionario de carrera, con conocimiento y experiencia. Pero, las maturrangas propias de nuestros políticos de la Asamblea, sin duda, lo sacarán y dejarán que sea uno del Clan Aguilar quien “controle” al Gobernador. Así, el organismo de control estará en manos de politiqueros de profesión.

Es que somos muy pingos, elegir a Aguilar ya estuvo mal, pero que dejemos que su contralor pertenezca al clan es muy grave; los Aguilar, que ya han sido gobernadores- Hugo y Richard- tienen investigaciones pendientes con la justicia y el nuevo gobernador ya peló el cobre moviéndose con burocracia para la elección del contralor.

Afortunadamente, tendremos la opción de hacer veeduría ciudadana a las ejecuciones del legislativo y ejecutivo regionales así como al ente de control.

Movilidad

Movilidad y seguridad, son dos de los problemas más graves que tienen que solucionar la mayoría de alcaldes; ambos complejos, pues sus causas obedecen a distintos factores.

En Bucaramanga y respecto de la movilidad, la falta de cultura ciudadana incide bastante, muchos conductores de automotores, ignoran normas de tránsito y algunas de las que tienen que ver con los peatones, no respetan las señales de pare, las cebras, la prelación que tienen las personas, las ambulancias y muchos otros comportamientos que entorpecen la movilidad.

El problema se agrava por las actitudes y comportamientos desprevenidos que tienen las personas en su desplazamiento por las calles sin tener el debido cuidado y precaución; el transitar de personas con carretas o ventas ambulantes, como también carros o motocicletas que transportan materiales o cosas que constituyen un riesgo para las personas y los vehículos.

Así no es posible manejar en forma ágil y a una velocidad constante, menos cuando vías principales como las calles 33, 34, 35 y 36, carreras como la 15, 21, 27, 33, 35A y 36 se convierten en parqueaderos, como sucede frente a la universidades, hospitales, clínicas, centros comerciales o de salud, supermercados y restaurantes. Peor aun cuando cualquier loco, mendigo o drogadicto se le puede lanzar inesperadamente sobre la vía. Esto sin tener cuenta la distracción producida por los delincuentes en las esquinas o semáforos, donde abundan también, limpiadores de vidrios, artistas, vendedores ambulantes y personas pidiendo ayuda económica unos en silla de rueda, otros en muletas, otros con niños, en algunos casos con coches. Sin contar con la gran cantidad de ancianos que deambulan por las calles solos y con mucha dificultad.

Nuestro Alcalde Cárdenas debería seguir el ejemplo de Mockus y poner a funcionar un gran equipo de jóvenes que instruyan a la ciudadanía sobre el verdadero comportamiento en estas situaciones, para lograr un cambio en la movilidad y de paso sería una fuente de empleo para muchos jóvenes que cubren las necesidades de sus estudios.

HÁGASE OÍR
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad