lunes 02 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Cumpleaños feliz

Con la presente me uno a los múltiples y merecidos saludos de felicitación que por sus primeros cien años de vida recibe vanguardia.

Como lector y suscriptor, me siento orgulloso de este símbolo de la ciudad y del departamento. Por muchos años, vanguardia ha mantenido en alto el tesón y la verraquera de los santandereanos. Como eventual colaborador de la sección “hágase oír”, he contado siempre con la deferencia de nuestro periódico a mis modestas colaboraciones.

Ante las adversidades, vanguardia ha mantenido siempre su talante para vencerlas y con su credibilidad y su trajinar diario, nos mantiene siempre bien informados del acontecer local, regional y nacional.

Levanto la copa de la alegría para brindar con afecto y respeto a vanguardia en tan significativa efemérides.

Las ciclo-brutas

Si se diseña hoy una nueva avenida, un barrio o una ciudad, es imperdonable que no se construyan ciclo-rutas, puentes y túneles para la movilidad; pero en una ciudad donde las vias se quedaron ya pequeñas, donde se tiene que aplicar “ pico y placa” para mejorar el tráfico, agregar ciclo-rutas es una torpeza que no se entiende porque a la vista está el daño que ha causado ya esa decisión.

Es claro además que el uso de bicicleta requiere un cambio de pensamiento que no se ha dado y también es claro que las rutas donde se deberán movilizar los ciclistas deben ser bien pensadas para que sean suaves, placenteras y útiles y no terminen siendo premios de montaña como se ve en Bucaramanga.

De modo que esta brillante idea que debe estar en todo nuevo proyecto urbanístico, en este momento es una decisión errada y al final será de poca utilidad y terminará siendo una ciclo-bruta.

Mascotas

Cuando la tierra todavía estaba caliente, o se enfriaba, el Hombre hacía sus necesidades igual que las fieras o los animales de campo. A medida que evolucionaba, fue ideando y construyendo artilugios para su comodidad; creó el pozo séptico, se pasó a la letrina y ahora a casi una oficina, con papel higiénico abordo, donde puede defecar. De esta manera, controló epidemias que se producían al dejar al garete los excrementos.

Ahora las nuevas generaciones, disfrutan de unas primorosas mascotas, de unos lindos animalitos, y como a cualquier tierno ‘bebé’, le celebran sus monerías, los cumpleaños y son sus infaltables compañeros de viaje; de esta manera, se ahorran trasnochos, el cambio de pañales, los registros notariales, las celebraciones de bautizos, primeras comuniones, confirmaciones y de paso no se comprometen en mantener ni criar esos estorbos de mierda.

Estos cambios de sus tenedores o la nueva actitud de la no prolífica generación; hizo que las lindas mascotas evolucionaran, que mutaran, convirtiéndose en ‘tiernas personitas’ que deberán hacer sus descargas, sus producciones excrementales, en la nueva oficina y, evitar la propagación de nuevas epidemias.

Formemos mentes pensantes

El día aquel que la mente, nuestra ignorancia extermine dejaremos de pensar, como el que Siempre domina, el día en que podamos elegir con albedrío el pueblo sufriría menos miseria, hambre y frío.

Ojalá algún día podamos, usar el libre pensar y con esta libertad, enriquecer nuestro actuar, mientras ello no suceda el cambio será mezquino porque difícil será enderezar el camino.

Si desde niños formamos, una mente progresista el día que esta madure, será una mente altruista, cada quien se va labrando, el destino que merece si al niño vamos formando, su bienestar se enaltece.

Nuestra ignorancia política, nos conduce a ser serviles por ello hay que ir formando, nuestras mentes juveniles, en una mente madura, inteligente y veraz la corrupción no perdura, la corrupción queda atrás.

Despertemos las conciencias y preparemos la mente, dar lecciones de prudencia es una tarea urgente, si a los jóvenes brindamos una buena educación más fácil acabaremos la maldita corrupción.

HÁGASE OÍR
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad