viernes 27 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Escuchar este artículo

Protección Vs Estigma

Está muy bien la protección que se le piensa dar a los adultos mayores con ocasión a la desafortunada aparición del coronavirus, pero de ahí a estigmatizarlos como lo está haciendo la generalidad de las personas menores, también colombianas, es de otro tenor. No está bien que se nos estigmatice pensando en protegernos; son dos cosas muy distintas cuando nos demuestran el estigma al mirarnos como a un “animal raro”, como con fastidio, como con prevención... No se necesita ser un genio para llegar a interpretar este maltrato que se nos está dando, esperamos sea corregido por quienes pretenden protegernos porque están logrando el efecto contrario.

Estamos desconcertados

Colombia vive quizás una de las peores pandemias que jamás imaginó tener en casa. Aunque el virus no ha tenido hasta el momento una repercusión tan letal en el campo de la salud, pues “solo tenemos contagiados”, sí es preocupante que el estado colombiano ratifique una vez más que es paquidérmico e inoperante.

La falta de decisión del equipo presidencial y sus asesores, la total desinformación que se vive en el area institucional, el caos que vive el pueblo colombiano, la inequidad, junto al estado y manejo del virus por parte de los entes encargados demuestran una vez más que el país no está preparado para controlar de forma eficaz una situación de esta naturaleza. Es obvio que cuando se presentan este tipo de situaciones los comerciantes de los productos de aseo personal y limpieza están haciendo de las suyas, los precios siguen disparados en la ciudad de Bucaramanga.

¿Para qué nos puede servir esta pandemia?

Para muchas cosas. La primera, hay que volver los ojos a Dios. Un politico dijo en estos dias que la pandemia no se arregla con oración sino con dinero; puede ser cierto, pero para conseguir el dinero, ¿a donde hay que ir? Estamos buscando culpables y lo han querido volver un problema politico, pero así no son las cosas. La solución es de todos sin excepción, buenos, malos, regulares, políticos, apolíticos, debemos aprender la lección. Tenemos todo y no tenemos nada, una finca de recreo y no podemos salir a pasar allí la cuarentena, un vehículo que no podemos mover del garage porque no podemos salir, el club y no lo podemos frecuentar, etc. Son muchas cosas que nadie se lo esperaba, de un momento a otro todo se fue al piso, solo vemos calles vacías, la gente que acaparó mercado con la nevera llena, y mirando solo qué comer, no se han detenido a meditar qué está pasando... yo lo entiendo como un llamado de Dios a su pueblo, pues nos volvimos solo dios dinero, producir producir y competir para ser el primero. Las cosas son necesarias pero no en excesos, hay que dejarle a todos, somos demasiados egoístas. ¿Si han pensado en el que en estos días no tiene que comer? Pasan necesidades en su casa porque vivían del rebusque, o porque viven de ir a trabajar a casas de familia, a esa empleada hay que pagarle el salario, hay que ayudarla. Dicen que después de la tempestad viene la calma. El problema es cuánto se demore y las consecuencias que quedarán. Pero, con la ayuda de Dios, salimos adelante, seremos mejores personas, porque si seguimos lo mismo vendrá otra peor.

Desequilibrio

Que se metan la mano al bolsillo los que se han embolsillado las ganancias de los recursos, los que mayores beneficios han alcanzado y los que necesitan el aire acondicionado para demostrar opulencia. No con paupérrimas donaciones, ni con un litro de agua ni con un puñado de arroz, vengan a presentarse como altruistas o mecenas; no, que se desprendan de lo suficientemente e inviertan en los que nos hemos insuflado el venenoso aire, producto de la combustión de sus factorías y la producción de bienes de capital, que nos hace dudar de la posibilidad de seguir viviendo en este maltratado paraíso adánico. Ahora que el indescifrable COVID 19 igualó las cargas, que busquen el equilibrio, para mitigar el desequilibrio que produjeron y alcanzar la igualdad social.

HÁGASE oÍr
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad