lunes 24 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Escuchar este artículo

Las radionovelas

Recordar es vivir. En días pasados se celebró el día internacional de la radio, en el que muchas figuras de este medio aprendimos a dirigirnos y a entretener al oyente con buenos programas en Santander como la escuelita de doña Rita, donde Funifero, Pastor Vesga, Tulicursia, que todas las mañanas nos entretenían con el humor de la escuelita. Luego vienen otras emisoras como radio Atalaya, las voces de Rosalba Celis dando la hora y buena música bailable y los servicios sociales; Kalimán y Arandú por radio Bucarica y todas las noticias departamentales, nacionales y de nivel internacional, con una excelente voz, la FM con Wili Correa, Julio Cesar Galvis y su programa el despertador con sabor, los dos en línea con Tropicana. Hoy la radio tiende a desaparecer, pero seguimos con esperanza de mejora de estos diales que tanto nos hicieron felices.

“La Ciudad Bonita” dormida en los laureles

“La ciudad bonita”, la que Yamit Amat en una época bautizo así por lo apacible, bonita, limpia, con hermosos parques y gentes muy cívicas y acogedoras, hoy parece no corresponder a este título porque sus gobernantes, planificadores y gentes con poco sentido cívico de pertenencia, el modernismo salvaje la han convertido en una selva de cemento, con desorden y con toda clase de contaminaciones y problemas, sin soluciones de los políticos promeseros de siempre.

Los parques al carecer de un mantenimiento constante aparecen abandonados secos y llenos de basuras, sin vigilancia constante ante los viciosos.

Los hermosos gimnasios establecidos en cada parque, la mayoría se encuentran dañados, sin mantenimiento, a pesar que son hechos por el pueblo con los impuestos que pagamos cada día.

La incompetencia de los gobernantes ante la cantidad de vehículos, motociclistas, taxistas, buses urbanos y Metro Línea, se convierten en eternos problemas de transporte que jamás tendrán solución.

Los vendedores ambulantes, gente desplazada y sin empleo, es obligación de los gobernantes de turno crear soluciones a este grave problema social que pasa de gobierno a gobierno sin atención de fondo; todo es pura demagogia.

El eterno problema de las basuras, que es Metropolitano, que llevan los alcaldes politiqueros sacándole el quite, es una situación a la que pareciera no querer darle una solución en grande al estilo de los países desarrollados en los que ya se maneja con tecnologías modernas que generan empleo.

En una ciudad tan contaminada como la nuestra es de urgente necesidad establecer las Ciclorrutas al estilo europeo, dejando a un lado los intereses mezquinos de unos pocos.

La ciudad necesita un estadio de mayor categoría estructural que sea tenida en cuenta para espectáculos de nivel internacional y un equipo de futbol a nivel más competitivo como insignia departamental.

La seguridad de la cuidad es el clamor más grande que los ciudadanos reclaman a cada momento a las autoridades del gobierno municipal.

Coronavirus, otra peste

La peste visita con alguna regularidad a la humanidad. En el siglo XIV la muerte negra asoló a Europa. Albert Camus en su novela relata que en Orán (Argelia) una peste de muerte y tormentos ataca la ciudad; eran también los tiempos de una medicina sin los alcances que tiene en estos tiempos. Sin embargo, los síntomas de preocupación y angustia en Wuhan son los mismos que describe la novela. El aislamiento, la parálisis de la vida social, el desabastecimiento, la soledad en cada hogar. El estigma en estos tiempos de globalización pone a prueba la ciudad de Wuhan. Su economía se paralizará y derrumbará. Los niveles de angustia e incertidumbre tendrán impacto en su estado de ánimo y conducta. Será una sociedad afectada por la peste, una sociedad que requerirá una actitud humanitaria del orbe, en el entendido que la medicina logre derrotar el coronavirus. Ya veremos los laboratorios del mundo con afán científico luchando por crear la vacuna salvadora, y otros con afanes de lucro, ojalá.

HÁGASE OÍR
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad