jueves 18 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Brasil acabó con el sueño de Colombia

Brasil terminó coronándose campeón del Suramericano Femenino Sub – 20, derrotando a una selección Colombia que pese al apoyo de 27.000 espectadores, no supo y no pudo descifrar el sistema de juego del rival.

El combinado tricolor salió sin complejos, atacó y trató de poner condiciones, logrando de entrada, complicarle la vida al poderoso oponente, que se vio sorprendido con un gol de Jessica Paola Sánchez a los tres minutos, que fue anulado por un supuesto fuera de lugar.

Esa jugada le dio más ánimo a Colombia, que se mostró muy ordenada en el campo de juego, cumpliendo al pie de la letra con el libreto que les dictó el técnico Ricardo Rozo.

A eso se le sumó la presión de las colombianas sobre las brasileñas, cuando éstas tenían el balón, no las dejaban pensar, dándoles pocas opciones de llegar a la portería nacional.

El juego se hizo intenso, de ida y vuelta, y Colombia tuvo un par de opciones con la santandereana Yoreli Rincón, quien probó de media distancia, pero sus remates pasaron por encima del horizontal.

Brasil por su parte aprovechó una desatención de la zaga colombiana a los 40 minutos, para abrir el marcador y darle la ventaja a su equipo por intermedio de Camila Oliveira.


¿Y los cambios?

Para la complementaria las cosas cambiaron radicalmente, porque Brasil se adueñó del esférico y para evitar que Colombia le complicara el partido, aglutinó cinco jugadoras en el medio campo y empezó a hacer presión sobre esa zona, cortándole el hilo conductor al once nacional que no encontró por dónde hacer daño.

Con el paso de los minutos Colombia fue perdiendo su ritmo habitual de juego, y no se les vio la misma movilidad a jugadoras como Jessica Sánchez, Lady Andrade, e incluso la claridad de juego de Yoreli Rincón no apareció.

Pese a esa situación el técnico Ricardo Rozo no buscó en el banco las soluciones para darle más profundidad al equipo o la alternativa de la media distancia, dejando allí a jugadoras como Vanessa Aponte, Edna Méndez o Laura Cosme, quienes le habrían podido ayudar por lo menos a llevar más riesgo a la portería contraria.

Mientras que el rival, pese al buen desempeño de la defensa colombiana, logró anotar el segundo tanto del partido, por intermedio de Alanna Santana, quien a los 39 minutos puso cifras concretas al marcador, que al final le dio el título a Brasil y dejó a Colombia con un honroso y merecido subtítulo que sabe a gloria, porque se clasificó al Mundial de Alemania y porque se sigue exhibiendo el buen nivel del fútbol femenino de nuestro país, que en dos años, ya ajusta dos finales continentales y una corona suramericana.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad