miércoles 15 de octubre de 2008 - 10:00 AM

El orejo cae lentamente

¡Oh hermoso y gigante orejo que adorna robusto nuestro parque; hoy sufres la caída en una de tus enormes ramas produciendo preocupación y tristeza en los habitantes de San Gil!

La vejez y la enfermedad te van agotando lentamente sin poderte salvar pues los bichos te corroen dentro de ti impidiendo tu cura.

Sin embargo no estás abandonada pues se agotarán recursos para que por muchos años más nos brindes sombra y olor a naturaleza.

Eres historia, admiración y atracción para turistas y demás visitantes de esta querida tierra.

Eres centro de inspiración poética y pintoresca; para quienes te escribimos poemas y quienes te plasman en sus lienzos dándote colorido y gran importancia.
Hoy 17 de septiembre pierdes una de tus ramas como aquella madre que pierde a su querido hijo.

Todos los seres tenemos un ciclo en la vida y a ti te está llegando.

La medicina te mantendrá en pie hasta que llegue tu fin y seas reemplazado por una nueva especie.

Fuiste parte de la creación de nuestro Padre Celestial y hoy te manifiesto por medio de estas sencillas palabras mi agradecimiento y cariño, pues de ti recibo sombra y aire puro a mis pulmones.

Te quiero gigante orejo...

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad