sábado 17 de octubre de 2009 - 10:00 AM

HAGASE OIR

Socorro ciudad histórica

Me uno al escrito sobre Socorro del señor Jorge E. Martinez. Cómo ha cambiado negativamente desde que dejamos el terruño. Cualquiera  esperaba un cambio más favorable pero al visitarlo después de muchas décadas por vivir fuera del País, me llevo esta ingrata sorpresa y dolor por la patria chica.

El hermoso parque del Convento ¡qué olvidado! La arquitectura y sus hechos históricos son los más importantes espacios que han debido proteger. Pero  han construido un horrendo polideportivo en el parque, masacrando los árboles y naturaleza allí existentes y cambiando su entorno y paisaje que llevaba a la reflexión y encuentro con el pasado. Ya la hermosa ceiba se confunde en medio del horrible cemento y ladrillo colindante.

Recorrí mi pueblito y con semejante calor y escasez de agua que siempre ha tenido Socorro, no se ven árboles, cuando la siembra de éstos debiera ser  prioridad. Han hecho una serie de urbanizaciones pero no han dejado espacio para  prados o  árboles. La Alcaldía debería obligar a dejar espacios verdes en toda construcción que se autorice, hacer antejardines, y un programa de siembra de árboles masiva.

Invito a los concejales y alcaldes socorranos a preocuparse más por la conservación del Socorro, porque a los ojos de quienes vivimos allí, salimos con el corazón bastante arrugado.

Gabriela Rueda S


Narco-novelas

No conocemos todos los detalles de la cumbre de Seguridad Ciudadana entre el Sr. Presidente, el Ministro de Defensa  y Alcaldes Mayores  porque se efectuó a puerta cerrada. Pero es un buen principio; excelente que las cabezas trabajen en la misma dirección; les podemos augurar el mejor de los éxitos si continúan en esa tónica pero sin   subestimar una de las  raíces del problema que, todo indica, no fue tratada en el cónclave: Las enseñanzas que cada noche  han venido  diseminando  las   narco-novelas  'Sin tetas no hay paraíso',  'El Capo', 'Las muñecas de la mafia' y vendrá  próximamente   'Pandillas, guerra y paz'. Todas con violencia extrema, de exportación. Si no se corrige este factor; cualquier esfuerzo  que se haga en contra del crimen organizado será tarea de nunca acabar. Es lo que hasta ahora se ha venido haciendo.

Hay poca  creatividad para la producción de series, telenovelas y dramatizados en nuestra TV; entonces se  recurre a este trillado y sucio tema con actuaciones estelares  que dan  mal ejemplo;  y el ejemplo cunde…  Eso sí lo aprendemos rápido y fácil.

Fabio A. Ribero Uribe


Ricos más ricos, pobres más pobres

Parece que el pensamiento del ex ministro de agricultura conservador, Andrés Felipe Arias es que el rico sea más rico y el pobre más pobre. O si no, recordemos el escándalo de Carimagua, donde se iban a bendecir los ricos con tierras que supuestamente eran para los desplazados y el actual escándalo de Agro Ingreso Seguro, que es un programa con el único fin de favorecer a los ricos, donde los requisitos de los concursos fueron concebidos para dejar fuera de competencia a los campesinos pobres o regalarles migajas.

La mayoría de los candidatos invirtieron estos subsidios o dineros en cultivos de palma, caucho y ganadería que generan muy poco empleo, como sí lo genera el banano y otros cultivos.

Rafael Rodriguez Gonzalez


El abrazo Lara - Escobar

El abrazo reproducido en los noticieros nacionales de Rodrigo Lara y Juan Pablo Escobar, es la muestra fehaciente de la claudicación de los valores y la moral representada en el trabajo, honestidad, trasparencia, seriedad y el valor de la palabra empeñada. La nueva moral implementada por Pablo Escobar y el ejército infinito de mafiosos de todas las calañas, ha llevado a la nación colombiana a realizar una inversión de valores. Por eso se aprecia al ventajoso, se admira al ladrón de cuello blanco que pulula en las administraciones y corporaciones, se desprecia el interés general, se aplica la filosofía del fin justifica los medios, se enaltece al mentiroso y al cínico, se estigmatiza al crítico de esa moral flexible, se confunden los rezos con la honestidad y la trasparencia. El colombiano común antes de los ochenta, respetuoso de la Ley, es solo un vano recuerdo, pues el actual es intolerante, toma la justicia por su propia mano, es ventajoso, mentiroso y ha vuelto moral  y digno de admiración  el peculado, la extorsión, el cohecho, el tráfico de influencias, el homicidio, el desplazamiento, la amenaza, el narcotráfico. Por eso encontramos senadores extorsionando a sus propias huestes sin el más mínimo recato y con una descarada contabilidad, sin que exista diferencia con los grupos armados de extrema derecha o izquierda. Su desvergüenza es tal que han pretendido torcer la estructura del Estado para lograr sus más pérfidos propósitos. Por eso y desde entonces Colombia es un país de mafiosos, desde los habitantes de las calles que extorsionan, amenazan y ejercen violencia con sus pares por un espacio en las calles oscuras y tenebrosas, hasta el Presidente que ha cooptado todas las instituciones de control del estado, miente en cada Consejo Comunal y respalda a Ministros indelicados que ferian las arcas públicas. No en vano se encuentra presa gran parte de la bancada Uribista. Nunca antes había abundado el mal ejemplo desde las altas esferas del estado y nunca antes habíamos tenido un gobierno tan descarado.

Mario J. Mantilla Sarmiento.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad