martes 08 de enero de 2019 - 12:01 AM

HÁGASE OÍR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Medicinas parameras

Eloy Valenzuela fue ayudante en la expedición botánica de Mutis y al retirarse, se desempeñó como sacerdote botánico. Su haber por el que fue asesinado lo componían plantas medicinales secas que los herbolarios le traían de las montañas, principalmente, de las regiones parameras. Las hierbas servían para el tratamiento de enfermedades mortales que afligían a la gente del común, entre los que se encontraban mujeres y niños de Girón y Bucaramanga.

En la actualidad la flora de los páramos se sigue utilizando y reemplaza a muchos medicamentos farmacéuticos básicos que llegan a ser escasos y muy costosos. En las sociedades que empiezan a mostrar carencias de moral y buenas costumbres, la despensa medicinal de los hierbateros de las plazas de mercado debe seguir surtiéndose de medicinas del dispensario paramuno que tienen como objeto favorecer la higiene y la salud de la vida de muchas personas afectadas por el número, el consumo, el hambre, el analfabetismo, los alcaloides y la soledad.

Federico Villalobos

Fiesta de Reyes

Llega el Emanuel, todos a reflexionar y se van a perdonar para poder celebrar; en tiempo de Navidad su espíritu nos anima, pero que arbitrariedad, el mínimo no es verdad. Con la fiesta de Reyes termina la Natividad, a trabajar como bueyes, el mínimo crea ociosidad. Otro año que se va y deja deudas y soledad, decretan el mínimo sin edad y nos lo aplican sin piedad. Mes de la inmaculada Guadalupe y Natividad, los Reyes avivan la caridad, llega otro año de velocidad.

Padre Alfredo Vesga Díaz

Economía rota

Como será de rico mi país Colombia, que todo lo que nosotros vemos aterrados en las noticias, que casi todos los políticos desfalcan las arcas del Estado, por lo menos se sostiene un poco la economía.

Todo lo que hacen, lo hacen sabiendo que si los llegan a pillar o demandar solo tendrán un descanso merecido como es casa por cárcel y fuera de eso siguen su vida como si nada y más aún cuando cumplen la gran condena de 2 años, legalizan su dinero ya que en Colombia no se puede juzgar doble vez el mismo delito.

Despertar significa ver y darle a cada cosa su nombre y en este momento, si seguimos así, llegaremos a tener que hacer comedores comunitarios, ya que el salario mínimo no alcanzará, pues lo que aumenta no alcanza para nada; este año el salario subió y no fue nada significativo y como si no fuera poco, nos colocaron un impuesto a las bolsas de supermercado y todo lo aceptamos.

La economía está muy mal, locales comerciales desocupados, empresas cerradas y venezolanos usurpando nuestros pocos trabajos.

María Eugenia Mantilla

Páramo y protector

El Páramo de Santurbán tiene más amigos que enemigos, la esencia que lo caracteriza es la vida. No necesita piernas ni manos para defenderse de quienes le perturban su ‘sonrisa’, el clima es su fortaleza y su agua fuente divina, por sus parajes se levanta un espeso follaje y aunque no se viste de camuflado para defenderse, por sus senderos se escucha el coro de una fauna exótica que lo protege.

El Páramo de Santurbán es único y protector y su caridad infinita. Su ‘corazón’ es solidario cuando en tierras bajas la temperatura es alta y con bondad nos envía agua pura y cristalina… y aún más… desde las alturas, esparce ese aire purificador que revitaliza el alma…

¡Y nos regala vida!

Julio César Niño Orozco

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad