lunes 01 de febrero de 2010 - 10:00 AM

HAGASE OIR

Arbitrariedad No tiene justificación alguna que un grupo adinerado trate de imponer sus intereses sobre los de un adulto mayor humilde y pobre.

Hace cerca de 50 años tengo una casa ubicada en la calle 51, cerca de la Avenida González Valencia.

Una firma concesionaria de carros compró un lote contiguo a la propiedad, de la que pretende sacarme tumbándome las paredes, dañándome mis enseres, exponiendo a toda mi familia a un peligro inminente, y haciéndome todo el mal que pueda.

No estoy vendiendo, y pretende también hacerme aceptar su oferta de compra que no me representa ninguna mejora en mi calidad de vida.

Afortunadamente desde un principio pude contar con la ayuda diligente, valiosa, generosa y desinteresada de la Defensoría del Pueblo de Bucaramanga. Ayuda que solamente Dios podrá compensarles y con la que se va a impedir una injusticia, un abuso, una arbitrariedad y un atropello sin límites.

Jorge Sarmiento Gómez


Las multas

Una de las fuentes de ingreso de los gobiernos para sancionar contravenciones, son precisamente estas sumas de dinero que a manera de castigo pagan los violadores de la ley, particularmente en el sector del tránsito.

No obstante,  es un error imponer multas tan altas que se convierten en impagables, como fijar dos salarios mínimos por pasar en rojo un semáforo, o un mal estacionamiento.

Otra cosa es manejar embriagado o a altas velocidades. Lo que sucede con las multas costosas es que no se pagan, o se consigue el político que ayuda para la rebaja, o se busca al amigo o gestor.

Mientras que si la multa es manejable de un valor normal, el conductor la paga. Hace unos días un concejal de Bogotá fue sorprendido embriagado cometiendo una infracción y al llamado de la Policía, respondió con la frase lapidaria de los ediles de poca monta: 'usted no sabe quién soy yo?' Qué tal. Si aquí las leyes fuesen duras y para todos, el Presidente del Concejo lo sancionaría y su credencial sería anulada, pero estamos en Colombia, que como es sabido no pasa nada.

Julio Valdivieso Torres


'Voten por mí'

Es una de las tantas circulares que en estos días, estoy recibiendo de los políticos y siento temor porque sin conocerme y sin figurar  en el directorio, saben mi nombre y mis apellidos y esto me hace pensar que me están chuzando.

No falta la farándula, los cuentachistes que nos hacen reír con sus propuestas, los actores, las actrices, los locutores (ya tuvimos uno de Presidente, por qué no, un congresista?).

Esos faranduleros no saben nada de leyes y llegan a legislar a favor de sus colegas y lo primero que piden es casa para los artistas ancianos que están en la olla porque despilfarraron su fortuna en música, mujeres (u hombres) y trago y los ancianos no artistas pues que vayan a un ancianato.

Hay un zoológico político de micos, loras, perros, ratas, lagartos, langostas, peces gordos, gatos encerrados, que arruinan al país, pero votemos que de la ruina algo queda.

Graciela de Salcedo


Tiempos difíciles para Colombia

En pleno debate electoral para la elección de senadores y representantes, el Gobierno Nacional se atreve en una supuesta emergencia social, emitir una serie de decretos que van en contravía a los más elementales derechos a la salud de todos los colombianos.

Algunos medios de comunicación nos distraen con noticias de la situación que vive la hermana República Bolivariana de Venezuela, que sin duda, tendrá grandes repercusiones en nuestro país; pero no informan la realidad de Colombia, que es peor que Venezuela.

Los informes de la ONU y del mismo Dane son aterradores, más de tres millones de personas desplazadas, más de 20 millones de habitantes en nivel de pobreza y más de 8 millones de indigentes.

El desempleo es ascendente, más del 13% de la población  no tiene trabajo. el 48% de la población joven, dice una investigación reciente de la Universidad de Los Andes, no termina sus estudios y la causa es la pobreza, que no le permite pagar las elevadas matrículas, sostener el nivel mínimo de vida estudiantil, ni mantener el nivel académico, que les dé permanencia en los claustros, dada su precaria preparación en la educación básica.

La discriminación y la exclusión por la pobreza, opera como infame mecanismo de selección de los privilegios a la hora de acceder a los estudios superiores, en una de las sociedades más desiguales del mundo.

Los electores tenemos en esta oportunidad, en las elecciones del 14 de marzo, analizar, seleccionar los más dignos líderes para el Congreso y no candidatos comprometidos con políticas nefastas, como las ordenadas por el régimen, en las áreas de salud, tributaria, educación, etc.

Néstor Tapias Álvarez


Los poetas

Este  fin de semana estuve leyendo a Pablo Neruda, el formidable poeta chileno. Lo he leído muchas veces, es inmortal, fue un poeta lacerado que sintió en carne propia el dolor de las heridas mundiales.

No quiso que los hombres recibieran más bofetones; que a las madres se les secara el manantial de la leche. Deseaba un mundo ancho y propio donde los peces pudieran nadar en paz en los ríos, donde los niños pudieran jugar con los perros sin que ninguno de ellos los mordiera.

La poesía es un tema demasiado extenso para tratar de aprisionarlo en unas pocas líneas. Digamos que la poesía ha embellecido el mundo, ha hecho soportable la vida, le ha quitado angustia a la muerte. Cada vez que se publica un libro de versos se enciende una luz en el mundo.

Guillermo Reyes Jurado.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad