jueves 01 de octubre de 2009 - 10:00 AM

HAGASE OIR

Yo no fui… ejemplo a no seguir

Es muy común el excusarse con el yo no fui, fue fulano. Quizá esta modalidad de evadir responsabilidades se esté fomentando en la costumbre tan en boga hoy, que si alguien es acusado de un delito, si el supuesto culpable es un personaje de altos merecimientos, de inmediato se escuda en que no es culpable y que lo que se le achaca es falso de toda falsedad, así esté metido hasta los tuétanos.

Claro, ante la ley nadie es culpable mientras no se compruebe lo contrario y está en todo su derecho de defenderse, pero hay circunstancias en que es tan evidente su culpabilidad, que echarle el ganso a otro no sirve sino para dar un mal ejemplo a la sociedad y por ende sacarle el cuerpo al castigo.

Hace pocos días recomendaba a mi hijo el tener responsabilidad, el ser auténtico, aceptar que uno se equivoca y debe correr con los riesgos que acarrean los errores y me dio una respuesta que me hizo meditar seriamente cómo una sociedad se puede formar dentro de una manera de vivir que no es acorde con la ética y que el actuar de muchos riñe con la moral y las buenas costumbres. Es que exigirle a uno que cumpla -me decía-  dándose uno cuenta que quienes dirigen el estado navegan en un mar de corrupción y se escudan en la mendacidad  echándole la culpa de sus errores  a quien menos ha tenido que ver en el caso, no es nada edificante. Es decir, me quiso dar a entender que muy poco le ha aprendido a la sociedad de hoy, que su ejemplo ha sido un atropello a su formación integral. Y finalizaba –lo único que me queda claro es lo que usted me ha dado-.

Como se está cumpliendo el pensamiento  de J.J. Rousseau: 'El hombre nace bueno y feliz y la sociedad lo corrompe'

Tobías Herrera Méndez


La consulta

Aunque los resultados de la consulta del Partido Liberal no parecen copiosos, tampoco son despreciables, pues millón y medio de votos incluyendo los nulos y no llenados, no es una mala cifra. Lo que sí quedó demostrado es que Rafael Pardo arrasó con Gómez Méndez. La caballerosidad y gallardía demostrada por Pardo Rueda, al invitar a los vencidos a colaborarle en la forma en que lo hizo, no tiene parangón en la política colombiana. Eso se llama tener clase.

Rafael Jordán Rueda


Abstención total

Muy malos los resultados de las elecciones de candidatos de los partidos Liberal y PDA. Con la abstención nos están dando claras manifestaciones de que la oposición como está no va a ser la fuerza contundente que se necesita para luchar contra la posible reelección de nuestro Sr. Presidente Uribe. Pero tomando en cuenta los resultados del PDA con un frente dirigido por el Dr. Gustavo Petro, creo que él con la unión de otros partidos como Cambio Radical y muchos otros compatriotas que se le unirán a sus propuestas jóvenes y la admirable demostración de ser un estadista de tiempo completo, sin pensarlo mucho, va a ser un gallo tapado para el presidente Uribe, si se decide dar la pelea para su nuevo mandato; en caso de no serlo, creo que el PDA  con su  nuevo candidato el Dr. Petro y sus agregados de otros partidos, derrotará al partido Liberal lo mismo que al partido Conservador; esperemos a ver cómo continúan las cosas.

Pero lo que sí es gravísimo, pecaminoso elevado a la última potencia, es el gasto tan grande para estas elecciones. Ahora sólo se gastaron 58mil millones de pesos y si es aprobado el nuevo referendo para el segundo mandato de Uribe, será una suma quizás mayor; el gobierno nacional sigue diciendo en muchos casos que no hay más dinero para la Salud, Educación, las viviendas de interés social y los damnificados de Girón aún sin recibir sus casas, los de la Popa de Cartagena lo mismo, los desplazados nacionales y así sucesivamente. Son muchas las necesidades sociales de nuestro país en todos los departamentos, por favor distribuyan los dineros preferencialmente con mucha sensatez y prudencia de modo que los más necesitados reciban las ayudas ofrecidas por el Estado y no que aparezcan en las cajas fuertes de nuestros honorables padres de la Patria.

Diego Serrano Acevedo


Taxi legal

Los frutos de la campaña recientemente adelantada por la dirección departamental de tránsito, no pasaron de la colocación de una simple calcomanía adherida al vidrio posterior de los taxis. Es normal ver por la calle 34 transitando taxis con capacidad para 4 pasajeros excediendo el cupo, convertidos a una modalidad hasta ahora inexistente en el área urbana, el servicio colectivo en taxis.

El recorrido se inicia desde la carrera 33 hasta el parque García Rovira y todo ocurre como suele suceder en la ciudad donde todos sabemos cómo operan las actividades irregulares, menos los encargados de controlarlas. La cooperación ciudadana no encuentra respaldo al denunciar los hechos  ante nuestros Shakiros (entes de control), ciegos sordos y mudos, con lo cual el desorden y la irregularidad serán actos de nunca acabar, pues  'el peor ciego es el que no quiere ver'.  Poco aporta a la gestión del municipio el desempeño de un organismo diariamente señalado por su ineficacia en la contención del caos vehicular, cuya única función parece ser la de controlar el incumplimiento de la norma del pico y placa.

En materia del tránsito, vías e incumplimiento de la normatividad, la calificación  no puede superar  la categoría de mediocre.

Raymundo Vanegas Torres

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad