jueves 16 de abril de 2009 - 10:00 AM

HAGASE OIR

Obama y Cuba

Todos aplauden las medidas del presidente Obama hacia Cuba. El poder mandar giros y visitar sus familias va a crear un verdadero caos en la isla. El cubano que más gana está por los veinte dólares al mes. ¿Qué pasará cuando reciba cien o quinientos?, ¿vivirá como adinerado?, ¿financiará a la disidencia?, o ¿el gobierno cubano se quedará con el 95% de esos giros? ¿y si al visitarlo le dejan mil o tres mil dólares? Las respuestas nos las dará el tiempo, pero la desestabilización será total.

Rafael Jordán Rueda


Un país de injusticias


En un país donde un obrero raso al rayo del sol se gana un salario mínimo mensual, ¿cómo es posible que un parlamentario gane al mes más de 21 millones de pesos fuera de tener chofer y carro pagados por el mismo pueblo? Masivamente el pueblo debería pedir que ningún funcionario con dineros del Estado ganara más de 10 millones mensuales. Tanta inequidad frente a esa gran mayoría da asco sencillamente y eso que algunos quieren con tan jugosos sueldos mensuales que los reelijan teniendo ya los requisitos para una pensión y encuentran quienes los apoyen en tan apetitosas ideas.
¿Quién se le apunta a recolectar firmas para hacer una propuesta en tal sentido? ¡Porque el mismo Congreso no irá a legislar en contra de sus apetitosas gabelas personales!

Amparo Silva R.


21 de abril: un paro justo


Parece que por fin los colombianos empezamos a despertar del letargo al que por los últimos seis años hemos sido sometidos por la más fabulosa maquinaria mediática en la historia del país.
Maquinaria de propaganda que es emitida las 24 horas por todos los medios y que ha logrado que muchos colombianos se comieran el cuento de que viven en el mismísimo paraíso, que el conflicto armado no existe, que no hay desempleo, corrupción ni politiquería, que el desmembramiento de la Constitución Nacional en favor de una persona no es un atropello al Estado de Derecho sino un acto patriótico etc.
Adolfo Hitler en su obra 'Mi Lucha' insistía en el uso de la propaganda con fines políticos: 'si al pueblo se le dice una mentira suficientes veces, termina aceptándola como una verdad'. Parece que muchos de los funcionarios actuales leyeron y releyeron el libro, hasta superar incluso a Goebels, ministro del dictador Alemán.

El tema viene a cuento con la mentira más grande del actual gobierno, cuando creó una 'formula' para liquidar el precio de los combustibles, con elementos tan absurdos como fletes y seguros marítimos desde la costa del golfo de México, cuando éstos se producen en las refinerías del país.
Se les dijo además a los consumidores que el precio subía por efecto del aumento del los precios internacionales del crudo, que llegó hasta los 150 dólares el barril. Cuando el precio bajó a los niveles actuales (40 dólares el barril) y para 'justificar' el robo descarado a los colombianos, el Presidente sale a decir que los precios no bajarán, violando las reglas de juego creadas por ellos mismos y lanzando una nueva mentira, aun más colosal que las anteriores: se creará el fondo de estabilización de precios y seguiremos pagando la gasolina y diesel más caros del mundo.
En este contexto, el paro programado para el 21 de abril en contra de la nefasta política de precios de los combustibles, podría ser catalogado como el más justo de la historia del país y a él deberíamos unirnos todos, no solo los transportadores de carga y pasajeros sino quienes en cada tanqueada de nuestro vehículo estamos contribuyendo a llenar los bolsillos insaciables de un Estado alcabalero,

Pedro José Pinilla Orejarena


Política en línea

Las cosas no pueden ser de concurso de quién tiene la verdad o no la tiene.

En la Yidispolítica se viene presentando un caso muy vergonzante en lo que toca con relación al ex ministro del Interior Sabas Pretel de La Vega y el actual ministro de la Protección Social, Diego Betancurt, si la versión del mismo ex procurador Maya es que no le hizo entrega sobre este asunto al actual procurador Ordóñez Maldonado para ser sancionados.

Las circunstancias no pueden ser objeto de unas apreciaciones por parte de lo que pudo ser o no pudo ser.
Aquí debe primar la credibilidad, fundamentada en la ética y la moral de quienes ejercen el control de las actuaciones de los funcionarios, en conciencia sobre las investigaciones que conllevan a dictaminar la culpabilidad de éstos si las pruebas concuerdan con los hechos allí denunciados o solo corresponden a contradicciones en las declaraciones fundadas por la denunciante.

Además, son motivo de análisis los actos del funcionario investigador cuando dentro de su informe dado a los mismos medios de comunicación hacen parte su formación académica y profesional acompañados de sus principios y valores que lo formaron para sustentar lo dicho por el actual procurador Alejandro Ordóñez Maldonado y proceder a exonerar de culpa a los dos altos funcionarios del gobierno nacional, quienes habían sido vinculados al correspondiente proceso de la Yidispolítica.

Reconocemos en el procurador Ordóñez Maldonado a quien le conocemos su talante y credibilidad en todos sus actos públicos, a quien siempre ha obrado en derecho como lo ha caracterizado con seriedad y pulcritud en sus cargos desempeñados con altura y respeto por la jurisprudencia.
Creo que este capítulo debe cerrarse y dejar de un lado las especulaciones aferradas en un sectarismo politiquero, que tanto daño le hace a las instituciones.

Arnulfo Delgado Meneses

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad