viernes 17 de octubre de 2008 - 10:00 AM

¿Estado de conmoción?

La adopción de este mecanismo de excepción contemplado en el artículo 213 de la Constitución Nacional por el Presidente Uribe es una evidencia más de la forma soberbia como durante su gobierno se han manejado los conflictos con los trabajadores.

El paro de los empleados de la Rama Judicial no altera en materia grave la estabilidad institucional si por medio del diálogo se hubieran buscado acuerdos que satisfacieran sus justos reclamos, lo que si deja mal parado al Presidente y a su cuestionado ministro de Justicia es que le den tratamiento de guerra a un conflicto laboral.  

No se entiende que para conjurar el paro se nombren funcionarios para que reemplacen a los que están cesantes si con lo que se invierte bien se pudiera llegar a una negociación que acerque a las partes.  Parece que más importante para el gobierno es mantener una seguridad democrática sin justicia o al menos doblegada.

El conflicto laboral de los camioneros, los corteros de caña y Asonal Judicial son una evidencia de que en el país la clase trabajadora poco importa y que vale más la sugerencia de un banquero, pero esto es  manipulado por algunos medios de comunicación al servicio del gobierno, afortunadamente no lo es así en las calles cuyas paredes gritan con grafitis una realidad más cercana a lo que se vive en el país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad