viernes 15 de enero de 2010 - 10:00 AM

¿Que hacemos con..........mi pariente?

He sido y seguiré siendo totalmente respetuoso de la opinión ajena y en particular de los columnistas, aún cuando no siempre esté de acuerdo con ellos.

Esto no me impide sin embargo exponer mis críticas como lector, las cuales podrían ayudar a dar claridad a quienes la requieran. Me refiero al artículo de mi querido pariente Orlando Pinilla Prada ¿Qué hacemos con......el Santander que deseamos?

Propone el doctor Orlando que 'logremos una base militar Norteamericana como las que tienen en Alemania, Japón y España, ubicada entre las dos ciudades más importantes de Santander'. Y enseguida, entra a descalificar a los posibles detractores de su 'idea' con el barato argumento de que si 'el coronel Chávez y muchos colombianos no estén de acuerdo con el tema, es su problema'

Es decir, los que no estemos de acuerdo con entregar la soberanía a los gringos somos por regla de tres Chavistas. Sólo le faltó decir que también subversivos de las Farc.

Si esta columna hubiese sido publicada el 28 de diciembre todavía estaría riéndome de la inocentada, pues sabiendo como sé que quien la escribió es un estudioso de la historia, entiende y sabe que las bases de Alemania y Japón fueron impuestas a la fuerza como países vencidos y ocupados tras la segunda guerra mundial, que permanentemente se cometen atropellos y violaciones a los derechos humanos basados en su 'inmunidad' y que los pueblos de esos países y otros donde hay bases gringas se manifiestan en contra de su presencia. Invito a mi admirado columnista a seguir exponiendo sus ideas, pero sin resignar valores tan caros y sagrados para el país como su soberanía e independencia.

Pedro José Pinilla Orejarena


Sugerencias al parque del Chicamocha

Como santandereano y algo conocedor del territorio y su historia, me parece sana la decisión de haber construido esta infraestructura, pero sugiero que a este lugar se le debe dar una importancia mayor en sus planeación, partiendo de un serio trabajo investigativo tanto en lo arqueológico como en los antropológico. Además de lo emblemático de su paisaje e importancia de su localización, mas no convertirlo simplemente en un parque de diversiones como si estuviera en cualquier ciudad del mundo y donde el entorno no vale, eso contradice lo que realmente el visitante busca o la geografía denuncia. Cuando se va llegando al Parque, la vía nos enseña una majestuosidad de vistas, donde lo terráqueo se fusiona con el universo, alterando lo más recóndito del alma; otros dicen que conlleva a un análisis existencial y más ahora que se habla del calentamiento global y el fin de la vida.

Por eso recomendamos se mire al Parque como un gran mirador o escenario pedagógico donde también se pueda convivir con la reflexión y contemplación astronómica. A sus administradores los invito a estudiar esta nueva propuesta, a ampliar los horarios nocturnos para mostrar la otra parte bella que tiene semejante lugar: El paisaje de la noche. Expertos hablan que dada la calidad de cielos estrellados que se contemplan, es un lugar predilecto para estudiar el Universo. El Paisaje del Chicamocha es una inmensa fortaleza de la humanidad que tenemos y que sólo algunos venidos de lejos se dan cuenta.

Gilberto Camargo Amorocho


La alcaldía hipotecada

Fui seguidor del General Martín Orlando Carreño y a raíz de su muerte decidí apoyar a Fernando Vargas a la Alcaldía. Dos años de gestión me han desilusionado, ante la complacencia con los  manejos politiqueros del erario. El Alcalde generó gran expectativa y nos ilusionó con una ciudad empresarial abierta al mundo, pero eso ya se  le había escuchado diez años antes a otro alcalde  que se la pasó viajando y no trajo un dólar.

No se entiende cómo se dejo endosar funcionarios mediocres, cuestionados, despilfarradores y cómo le entrego a los concejales las secretarías para pagarles el favor político.

A pesar de haber obtenido más de 70 mil votos de opinión, desconoció a este sector y entregó su administración al contubernio de la politiquería tradicional.

Su gestión es virtual, no se puede decir ni buena ni mala, ya que ha sido por más tiempo alcalde el secretario administrativo.

Desilusiona la falta de tino, de iniciativa, de ideas, de compromisos, lo tuvo todo para hacer una excelente gestión y solo hemos recibido más de lo mismo. La ciudad está al revés; se nota la falta de gestión y existe un notorio divorcio entre lo que dice el Alcalde y la realidad de nuestras calles.

Sergio Eduardo Toledo


Turismo de descanso

Qué agradable compartir con un pueblo como los zapatocas las fiestas del retorno, donde cada dos años se dan cita las colonias existentes en otras partes del país, para recordar tiempos pasados, para reencontrarse con sus compañeros de infancia. Más de cinco mil personas gozamos de las fiestas, de la comida tradicional, de un excelente concierto de música colombiana con Carlos Acosta y el Barbero del Socorro, acompañado por Jairo Arenas, de la mejor quema de pólvora, del mirador más espectacular que existe en el departamento. Muchas gracias por esos días tan agradables. Pero distinto a época de fiestas, Zapatoca es la ciudad donde mejor se descansa, es ideal para aquellas personas que por su trabajo o por sus estudios o por sus problemas cotidianos, requieren de unos días de total tranquilidad; el clima, la soledad de sus calles, el cielo donde se divisan un gran número de estrellas, la amabilidad y sencillez que se respira, la seguridad,  invitan. El problema de la mala carretera muy pronto se olvida. Visiten a Zapatoca que  no se arrepentirán.

Iván Ardila Gómez

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad