Publicidad

Alberto Enrique Pacheco
Lunes 22 de enero de 2024 - 12:00 PM

Baja intensidad vs alta intensidad cuál es mejor

Compartir
Imprimir
Comentarios

La elección entre ejercicios de baja y alta intensidad depende de los objetivos personales: estado de salud y preferencias individuales. Ambos ofrecen beneficios, pero, tienen diferentes enfoques en la condición física y la salud.

La comparación es la siguiente:

Mientras que los ejercicios de baja intensidad, aquellos sencillos de mantener durante períodos prolongados, utilizados por quienes buscan una forma de ejercicio más suave y sostenible, tales como: caminar, nadar o andar en bicicleta a un ritmo moderado, pueden optimizar la salud cardiovascular, reducir la presión arterial y mejorar la circulación, siendo ideales para aquellos que están empezando a hacer ejercicio o que los requieren por tener una limitación física o problema de salud;

Los ejercicios de alta intensidad (HIIT) son eficaces para quemar calorías y favorecer la pérdida de peso, por consiguiente, mejoran la resistencia cardiovascular y la capacidad pulmonar. De allí que suelen requerir menos tiempo para obtener beneficios similares, lo que resulta útil para personas con agendas ocupadas. Esta forma de entrenamiento logra aumentar el metabolismo, incluso después de haber terminado la rutina, lo que contribuye a la quema continua de calorías.

De esta manera, la elección entre ellos dependerá de la elección personal, del disfrute que éste aporte y de la adaptación personal según el estilo de vida, circunstancia que redundará en la continuidad del mismo a largo plazo. No obstante, los expertos recomiendan, para contar con un buen balance o equilibrio y, obtener todos los beneficios para la salud general: 80 % en baja intensidad y 20 % en alta intensidad.

Ahora bien, es importante que antes de comenzar cualquier programa de entrenamiento consulte con un profesional de la salud, especialmente si tiene condiciones médicas preexistentes y, cuente con la ayuda guiada por expertos, quienes asegurarán que se realice la actividad con la técnica adecuada que evite lesiones y maximice los beneficios de la modalidad escogida. Ello, aunado a mantenerse siempre alerta de las señales del cuerpo: dolor agudo o inusual, cansancio extremo o debilidad que lo haga detenerse, permite el ajuste continuo de la técnica a utilizar.

Todo lo anterior, sumado a una dieta equilibrada, una buena hidratación y, un sueño reparador, logra unos resultados óptimos en el cuerpo, como es la recuperación de los músculos, que crecen cuando se duerme lo suficiente. Finalmente, para lograr el rendimiento en la actividad deportiva considere incluir días de descanso entre sesiones intensas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad