miércoles 17 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

¡Candidatos... “Si piensan, que digan”!

En Santander, requerimos que quienes aspiren al Congreso den respuestas concretas y claras sobre estos grandes temas.
Image
Columna de
Alberto Montoya

Volviendo al tema de mi anterior columna, en buena parte – gracias a los medios - , estúpidamente seguimos concentrados en los debates de los 58 precandidatos presidenciales, ignorando que la prioridad son las elecciones parlamentarias que se celebrarán en marzo, para escoger a los que nos representarán en el Congreso y, en consecuencia, urge saber qué piensan y, “si piensan”, que nos digan públicamente cómo actuarán y que intereses defenderán en el Parlamento.

Santander elegirá 7 representantes a la Cámara y, con el potencial de un millón de votos que tenemos, podremos elegir 12 senadores, como alguna vez tuvimos. Hoy tenemos 3. Desafortunadamente, buena parte de ellos fueron a dar a la cárcel: Iván Moreno, Luis Alberto Gil, Óscar Reyes, Alirio Villamizar, Richard Aguilar, entre otros y sin que nunca nos contaran en público y por escrito qué pensaban, por ejemplo, de la compra de votos o de la corrupción.

Por lo expuesto, como electores, es legítimo pedir y obligar a quienes aspiran a representarnos en el Parlamento, que nos digan qué piensan y cómo actuarán frente a los grandes temas nacionales. Hoy están sobre el tapete, en franca discusión, los siguientes: 1) La reforma o “bomba pensional”; 2) La reforma a la salud; 3) La interrupción voluntaria del embarazo; 4) La reforma a la Justicia; 5) La reforma tributaria estructural; 6) La fumigación aérea de cultivos; 7) La reforma a la Ley de Garantías, para hacer los convenios administrativos; 8) La independencia de poderes; 9) La extorsión al Ejecutivo para garantizarle gobernabilidad; 10) La explotación minera, respetuosa del ambiente; 11) Cómo se van a coordinar, a pesar de ser “enemigos políticos o personales”, para trabajar por Santander; 12) La transparencia en la contratación.

En Santander, requerimos que quienes aspiren al Congreso den respuestas concretas y claras sobre estos grandes temas y, quienes de afuera vienen a pescar votos para el Senado, con mayor razón. Ya es hora de que algunos de nuestros congresistas superen el papel de comisionistas y se concentren en estudiar, trabajar, proponer, intervenir y liderar las reformas que el país y la región requieren. Aquí tenemos universidades, organizaciones y gente capaz, para asesorar y orientar, para ayudar a proponer y no lanzarse a plantear al Congreso ridiculeces propias de ignorantes, como ya ha ocurrido. Excusen mi vehemencia, pero recordemos que de nada servirá elegir un magnífico estadista de Presidente, si le va a tocar gobernar con un Congreso plagado de indeseables comisionistas.

Santandereanos: “es el Congreso...”. Quedamos expectantes.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad