jueves 26 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¿Desintegración?

¿por qué algo tan obvio ha fracasado? Por corrupción e intereses particulares que, desde instituciones como el Empas, la CDMB, la ESP de Girón y los concejos municipales, manipulan...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Cuando tuve la oportunidad de ser el primer alcalde metropolitano por voto popular (1988-1990) aspiré a “metropolizar” los servicios públicos de los cuatro municipios (Bucaramanga-Floridabalanca-Girón- Piedecuesta) que conforman nuestra ciudad.

En esa época, la Compañía del Acueducto Metropolitano servía a los cuatro municipios. No existía ni la Piedecuestana de servicios, ni la recién creada ESP de Girón, ni la ESANT. El servicio de alcantarillado, a los cuatro, lo prestaba la CDMB. No existía el EMPAS. Los POT se definían bajo los criterios técnicos fijados por el Área Metropolitana y los Planes de Desarrollo se elaboraban dentro del marco del Plan de Desarrollo Metropolitano.

“Metropolizar”, en esencia, para mí significa integrar la prestación de los servicios que tocan al ciudadano metropolitano. Integrar la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado, basuras, bomberos, circulación y transito, transporte, educación, salud, entre otros y, desde luego, integrar la planeación, los POT, los planes de desarrollo, los proyectos viales y en general, el desarrollo del área metropolitana, con una visión integral. Ese sueño de hace treinta años, para lograr lo que parece elemental, posteriormente lo impulsé para crear el Distrito Metropolitana y fracasé.

Pero, ¿por qué algo tan obvio ha fracasado? Por corrupción e intereses particulares que, desde instituciones como el Empas, la CDMB, la ESP de Girón y los concejos municipales, manipulan los POT, otorgan disponibilidades chimbas de servicios y facilitan el volteo de tierras. Esta es la razón por la cual Fredy, Didier, Jaime y otros, se pelean los puestos en esas juntas. De otro lado, el boom de la creación de empresas de servicios públicos (E.S.P) se debe a la facilidad legal que tienen, como empresas privadas, para otorgar contratos a los politiqueros que traen cupos indicativos para obras pero con contratistas e interventoría propios.

En medio de este panorama tan desolador, vemos una luz al final del túnel. Para celebrar: 1) La decisión del Plan de Desarrollo del Presidente Duque, de entregar al Área Metropolitana de Bucaramanga el catastro de los cuatro municipios, y 2) La decisión estratégica del Acueducto de Bucaramanga, de prestar el servicio de alcantarillado a nivel metropolitano.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad