miércoles 25 de enero de 2023 - 12:00 AM

El Teatro Santander

Image
Columna de
Alberto Montoya

Dedicar tiempo y esfuerzos para propiciar y difundir eventos culturales de alta calidad, con el único aliciente de servirle a la comunidad y a la ciudad, genera una inmensa satisfacción personal y esa ha sido la constante durante los pasados catorce años, con el Teatro Santander.

Cine Colombia, desde 1948 era la propietaria del teatro, lo había subdividido para convertirlo en tres salas de cine, pero en la medida en que se fue deteriorando la zona, los cerraron y le donaron, en el 2004, el inmueble a la Universidad de los Andes. Ingentes esfuerzos se realizaron para que Uniandes lo donara a Bucaramanga, pero...sin resultado alguno.

En 2008, a instancias de la Cámara de Comercio, el Municipio le compra a Uniandes el teatro y la Cámara de Comercio lidera, junto con la Fundación Participar, la creación de la Fundación Teatro Santander para rescatarlo y reconstruirlo. El planteamiento tuvo buena recepción en el Municipio de Bucaramanga, la Cámara de Comercio, las universidades UNAB y UDES, el Centro Cultural del Oriente y las empresas Constructora Marval y Grupo Rayco.

Se da inicio a un proceso de motivación a entidades públicas y empresas privadas para recaudar los recursos necesarios. Se obtienen positivas respuestas del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Turismo FONTUR, La ESSA-Grupo EPM, el Grupo Ardila Lulle, ECOPETROL, Davivienda, Marval, Gobernación de Santander, Alcaldía de Bucaramanga y numerosas empresas de la región, además de la venta simbólica de las sillas.

A lo largo de los últimos catorce años, se han invertido aproximadamente $50 mil millones, en un terreno de 2.500 metros cuadrados y edificaciones de más de 6.000 metros cuadrados y fue durante la alcaldía de Rodolfo Hernández cuando se destinaron importantes recursos para la terminación del teatro. El diseño, las características técnicas, los acabados y dimensiones, están acordes a las últimas y más modernas tecnologías. El telón de boca fue pintado y donado por Beatriz Gonzalez Aranda, reconocida artista santandereana y representa uno nuestros símbolos más preciados, como es el Cañón del Chicamocha. Además, en el predio contiguo se construyó un teatrino como escenario alterno, camerinos y elementos de apoyo. Con la acústica, la isóptica, la iluminación, el aire acondicionado y el confort, se ha logrado que el departamento y Bucaramanga tengan uno de los mejores teatros de latinoamérica.

Ahora, el gran trabajo es lograr la sostenibilidad para cubrir el mantenimiento y funcionamiento. Celebro y agradezco el esfuerzo económico que ha venido realizando el Municipio de Bucaramanga, con el alcalde Juan Carlos Cárdenas a la cabeza, para solventar este aspecto.

Tanto desde el sector público como del privado, debemos estar EXPECTANTES y colaborar pues el recaudo por venta de boletería, nunca será suficiente para ello.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad