miércoles 25 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Me equivoqué con el Fracking

Urge la gestión... para que las pruebas piloto comiencen en Santander.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Sí, debo reconocerlo, me equivoqué con la cifra de inversión diaria que significaría la explotación de Yacimientos No Convencionales, YNC. En anterior columna comenté que equivaldría a invertir en Colombia 20.000 millones de pesos diarios y, la verdad, es que podría ser cuatro veces más, es decir 80.000 millones de pesos diarios.

Esta cifra no está sacada del sombrero. La proporcionó Bruce Mac Master, Presidente de la ANDI, quien además califica la decisión del fracking como la más importante, en materia económica, en los 200 años que llevamos como República Independiente. La inversión estimada para explotar los YNC es de 40.000 millones de dólares. Esta cifra le daría a la economía colombiana un vuelco positivo de importantes proporciones e incrementaría las reservas de petróleo y gas entre 2 y 6 veces las actuales. Reconoce que los temores existentes por el impacto ambiental son válidos pero, precisa que para mitigarlos ya se acogieron en Colombia normas exigentes, provenientes de las experiencias de países respetuosos del ambiente como Canadá, Reino Unido, Noruega, Australia y USA.

Al respecto, Moisés Wasserman, miembro del equipo de sabios de Colombia, afirma que por un tiempo será inevitable seguir utilizando combustibles fósiles, porque además del complejo período de transición a energías limpias, aún no existe una tecnología confiable que pueda reemplazarlos y reducir los efectos contaminantes. En efecto, casi todas las actividades y procesos existentes en la humanidad, en mayor o menor grado, son nocivas al ambiente, empezando por el ser humano, calificado como el mayor depredador. La solución definitiva no está aún sobre el tapete y cuando surja, los combustibles fósiles pasarán a otra categoría y serán prácticamente desplazados. Ese día, la actividad petrolera decaerá y la riqueza potencial que hoy tenemos en nuestro subsuelo, se quedará allí eternamente y sin beneficio económico alguno.

Para explotar los YNC, Ecopetrol iniciará muy pronto, con la vía libre otorgada por el Consejo de Estado. Urge la gestión que puedan desarrollar nuestro Gobernador y los parlamentarios para que las pruebas piloto comiencen en Santander.

Una vez lo logremos, nuestro Santander tendrá un futuro despejado, con reales opciones para creación de empresas y generación de empleo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad