miércoles 15 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

¿Metropolización?

Image
Columna de
Alberto Montoya

Con madurez y pragmatismo, con frecuencia le escuchábamos decir a Don Armando Puyana Puyana: “Lo mejor es enemigo de lo bueno” para referirse a temas o situaciones en las que, en el momento, no era posible avanzar, pero, sin dejar a un lado el seguir buscando “lo mejor”. Traigo a cuento este dicho y el recuerdo de Don Armando, ante la actual aspiración de convertir nuestra ciudad, conformada por cuatro municipios, en un Distrito Metropolitano.

El poder convertirnos en Distrito es una decisión política y será el poder legislativo el que defina. En la misma situación están ciudades como Medellín y Pereira. Lamentablemente acá, los 72 concejales, las cuatro Contralorías municipales más la departamental, las cuatro Personerías, las cuatro Tesorerías, las cuatro de todo, más los representantes y senadores no les suena lo del Distrito porque, además de requerirse una reforma constitucional, desaparecen los cuatro municipios y quedan como alcaldías menores, para crear el Distrito Metropolitano.

Iniciando diciembre, tuve la oportunidad de asistir a una reunión de junta directiva de Prosantander, por amable invitación de su Presidente y del Director. A la misma, asistieron los alcaldes de Floridablanca, Piedecuesta, la Secretaria de Hacienda de Girón, ante la previa excusa de su alcalde, el Director del Area Metropolitana y el Jefe de Gobernanza de la Alcaldía, ante la lamentable ausencia del Alcalde de Bucaramanga. De lo tratado en esta reunión, lo clave radicó en la necesidad de coordinar acuerdos para superar los problemas reales del “ciudadano metropolitano”, por encima de la “autonomía municipal”, problemas que se presentan debido a la conurbación de los cuatro municipios. Y cuando menciono al “ciudadano metropolitano”, me refiero a aquel cuyos miembros de su familia viven, trabajan, estudian y/o se divierten en cualquiera de los cuatro municipios que conforman nuestra ciudad y que son víctimas del caos de la movilidad, de los problemas de planeación, de los servicios públicos, de la inseguridad, en fin, todo lo que afecta la calidad de vida. A esos acuerdos los llamaremos: METROPOLIZACIÓN. ¿Y qué es eso de metropolización? Simplemente que, a través de convenios intermunicipales, se logren acuerdos para comenzar a integrar servicios que hoy se prestan de manera independiente y sin coordinación alguna, cuando la lógica exige unirse para que el ciudadano metropolitano se beneficie. Cito solamente unos ejemplos: bomberos, circulación y tránsito, educación, salud, expedición de recibos y, algo absolutamente clave: la planeación integral de nuestro territorio. ¿Y de quiénes depende la creación de estos convenios? De la voluntad política de los alcaldes. Y, esto fue lo que percibimos como resultado de la reunión: buena voluntad de los alcaldes y de los representantes de los ausentes.

Señores alcaldes... quedamos esperanzados y EXPECTANTES.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad