miércoles 15 de enero de 2020 - 12:00 AM

Movilidad e infraestructura

¿Cuánto valen las horas perdidas en los trancones? ¿ En cuánto se afecta la productividad? Imposible calcularlo.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Ahora que ustedes están arrancando, señor Gobernador y señores Alcaldes, respetuosamente llamo su atención para señalar que los problemas de movilidad afectan seriamente la calidad de vida de quienes residimos en el área metropolitana de Bucaramanga, pues por la conurbación existente, debemos movernos por los municipios que la conforman.

El ineficiente y pésimo servicio de transporte público, llámese Metrolínea, buses urbanos y taxis, debido especialmente a intereses mezquinos, obligan a crear diversas soluciones de transporte que agudizan el problema, tales como: 1) Adquisición de mayor número de vehículos particulares; 2) Mototaxismo y 3) Taxis y vehículos particulares sirviendo de colectivos ilegales. Lo expuesto genera exagerado número de vehículos en las calles, caos, desorden y pérdida de tiempo. ¿Cuánto valen las horas perdidas en los trancones?, ¿ En cuánto se afecta la productividad? Imposible calcularlo.

De otra parte, para nadie es un secreto que nuestro Departamento presenta un enorme atraso en infraestructura vial y que urge, además de acometer inversiones propias, hacer seguimiento a las obras que ejecuta tanto el Invías como la ANI. Se requiere presionar la reactivación de la Ruta del Sol en doble calzada, entre San Alberto y Puerto Boyacá, y el dragado del Magdalena para habilitar la navegación durante todo el año para poder aprovechar plenamente el puerto de Barrancabermeja. Apremia acompañar la concesión Ruta del Cacao (Bucaramanga-Barranca-Yondó) y la línea férrea hasta la Costa Atlántica. La exitosa ejecución de estos cuatro proyectos hará de Barranca el centro de transporte multimodal de Colombia (rio, ferrocarril y carreteras). Para Santander, también es clave hacer seguimiento a la concesión Bucaramanga-Pamplona, en especial a la construcción del tramo kilómetro 8 de la vía a Cúcuta, hasta Menzulí; además, exigir la pronta estructuración de la concesión “doble calzada Bogotá-Barbosa”, como también una solución preliminar de construir un tercer carril en tramos críticos, para agilizar el tránsito entre Piedecuesta-San Gil-Barbosa.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad