miércoles 04 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Ojo con IDESAN

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Como es de público conocimiento, el Gobierno Nacional desde el año 2016 nos entregó los peajes de Lebrija y Rionegro, para que a nivel local estos recursos ($114 millones diarios por 16 años) se administraran e invirtieran en obras de infraestructura vial en la zona metropolitana. La formalización de la entrega se realizó mediante un convenio, en el cual se establecieron, entre otras condiciones, las siguientes: que la máxima autoridad del convenio sea un Consejo Directivo conformado por los representantes del Invías, la ANI, el Departamento de Santander y el Municipio de Bucaramanga; además, que las obras se contratarían con pliegos Invías y que el ente ejecutor sería IDESAN.

Entre las primeras decisiones que tomó el Consejo Directivo fue la contratación de estudios y la priorización de obras a ejecutar y definió entre las primeras la construcción de la Doble Calzada La Virgen – La Cemento y la rehabilitación del tramo Palenque - Café Madrid, obras cuyo costo asciende a $120 mil millones.

Hace seis meses se nos informó que, dado que las mencionadas obras ya contaban con diseños, créditos aprobados y suficientes recursos en caja ($70 mil millones), para licitarlas solo faltaba la aprobación de las vigencias futuras por parte de la Asamblea Departamental. Estas se aprobaron el 31 del pasado mes de agosto y sin embargo, a la fecha, dos meses después, ni siquiera se han publicado en el Secop los prepliegos. Es decir, no se ha iniciado el proceso licitatorio.

Además de que, incumpliendo el convenio, no se ha contratado el mantenimiento rutinario ni la administración vial de las vías recibidas.

Preocupa y duele que mientras el Presidente de la República, Dr. Iván Duque, hace ingentes esfuerzos por reactivar la economía en Santander, teniendo la plata, los diseños y la necesidad incontrovertible de las obras, no desarrollemos esas importantes inversiones. ¿Con qué autoridad moral pedimos recursos nacionales, si somos incapaces de invertirlos eficientemente? Ese es el terrible resultado de los nombramientos con afán político, o politiquero si se le quiere llamar así, en organismos que requieren personas con sólidos conocimientos técnicos para acometer un proyecto de esa cuantía (un billón de pesos).

Señores directores de Invías, la ANI, Gobernador y Alcalde de Bucaramanga.. seguimos expectantes.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad