jueves 19 de marzo de 2020 - 12:00 AM

¿Oportunidad o problema?

es clave y necesario... evaluar técnicamente los costos que demandará mantener las vías, frente a lo que se recibe y no arriesgarse a recibir mas hueso que carne.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Está sobre el tapete un nuevo modelo de administración, rehabilitación y posible construcción de las vías nacionales que impactan capitales de departamentos, modelo que surgió a raíz de la entrega de los recursos de los peajes de Lebrija y Rionegro, por parte del Gobierno Nacional (Invías y ANI), al Gobierno Regional (Departamento y municipio de Bucaramanga) con el compromiso de, no solo administrar y mantener las vías nacionales, sino de construir otras vías complementarias a las nacionales. Este esquema o modelo administrativo y descentralista, se está visualizando por la finalización de concesiones por plazo cumplido o recuperación de la inversión total y/o por el fracaso de los concesionarios, como ocurrió en el área metropolitana de Bucaramanga.

Si bien este modelo es aparentemente favorable para las instituciones departamentales y/o municipales, en razón a que ingresan importantes recursos a los operadores regionales para atender las vías nacionales, es clave y necesario, antes de deslumbrarse con los nuevos ingresos y recibir de afán esta responsabilidad, evaluar técnicamente los costos que demandará mantener las vías, frente a lo que se recibe y no arriesgarse a recibir mas hueso que carne.

En Santander se está hablando de recibir el tramo San Gil-Bucaramanga-Girón para recibir los peajes de Curití y Pescadero, con la opción de, por lo menos, construir a lo largo de la misma, tramos de adelantamiento para optimizarla. También se comenta la opción de recibir la vía desde Barbosa e incluso desde Zipaquirá. Y, además, incluir en estas opciones la construcción del Anillo Vial Externo (Piedecuesta-Girón), acudiendo a valorización y peajes, para hacerlo viable.

En mi criterio, estas iniciativas con nuevos modelos de administración y responsabilidades, exigen que las decisiones se tomen apoyados en estudios serios que permitan a las autoridades locales definir si conviene o no asumir financieramente esas responsabilidades. En el evento de recibir los peajes, la institución responsable de administrar y ejecutar recursos, se debe destacar por su carácter técnico y accionar transparente. Señor Gobernador, este es otro interesante y positivo reto que tiene en sus manos, para que los santandereanos generemos confianza y recuperemos el optimismo por el futuro de nuestro Departamento.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad