jueves 17 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Salud: “El paseo de la muerte”

La solución de este problema implica un reto para el sistema de salud y en nuestra Área Metropolitana
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

¿A quien no le ha sucedido el tener que dar cualquier cantidad de vueltas antes de lograr tener una solución ante una enfermedad?

Esto lo denominan los técnicos “fragmentación del proceso de atención médica”. Lo primero, solicitar cita con el médico general para que lo diagnostique y, una vez esto ha ocurrido, buscar cita con el especialista, le formula unos exámenes, se los practican en otro lado, unos días de espera para los resultados, los reclama y para su interpretación, debe ir a otro consultorio donde le formulan medicamentos a los que les debe buscar una autorización para que se los entreguen en la farmacia.

Con mucha sabiduría y sarcasmo, el pueblo bautizó esta fragmentación como “el paseo de la muerte”.

En cada uno de los cuatro municipios del Área Metropolitana de Bucaramanga existen planes de salud y prioridades diferentes, a pesar de tener problemáticas similares. Los hospitales y centros de atención no se comunican entre sí pues la autoridad está totalmente desarticulada, lo cual genera congestiones, ineficiencias y pérdidas de tiempo valioso para la vida de un paciente.

La solución de este problema implica un reto para el sistema de salud y en nuestra Área Metropolitana, si se unifica la autoridad sanitaria, sería posible ofrecer a los pacientes una atención integral oportuna y efectiva.

Al diseñar y aplicar un modelo de salud con criterio de red distrital de atención, se crearía una central única para resolver varios problemas, entre ellos el de las urgencias médicas, se unificarían las historias clínicas y se obligaría a todas las instituciones, públicas y privadas, a consultarlas y mantenerlas al día, evitándole a los usuarios tener que estar trasteando carpetas y exámenes de un centro de salud a otro y se les podría brindar atención oportuna y efectiva.

Se mejorarían sustancialmente los programas de salud pública para prevención del dengue (teniendo en cuenta que los zancudos no saben diferenciar los límites de los municipios), enfermedades cardiovasculares, cáncer, consumo de sustancias psicoactivas, malnutrición de niños, en fin, trabajar como un solo equipo, como una sola red de servicio, como Distrito Metropolitano.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad