viernes 30 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Decisiones

No podría evitar decirles a ustedes que la amenaza de Fredy Anaya, Claudia López o Jaime Beltrán llegue a la Alcaldía, no me deja en paz
Escuchar este artículo

Después de un año escribiendo para Vanguardia; hoy debo decirles que me separaré de este espacio de opinión para ser coherente. Durante el transcurso del tiempo, he criticado la política de los bandidos, quienes son ladrones de oportunidades a personas que más las necesitan. Además, prostituyen a jóvenes profesionales en campañas, porque creen que es el único camino para ocupar un cargo público, y humillan con su dinero a comunidades que carecen soluciones reales para sus angustias.

Debo dar gracias a todos, empezando por Diana Giraldo, una mujer brillante que lleva la responsabilidad de proteger al periódico todos los días de los embates; porque es un mercado cada vez más difícil de cuidar. También a los lectores que siempre me han acompañado con sus comentarios y compartiendo la columna.

Estaré, lo que queda del proceso electoral, acompañando al Ingeniero Juan Carlos Cárdenas en su camino a la Alcaldía de Bucaramanga, un empresario que dejó su vida cómoda para asumir el reto de gobernar la ciudad, combatiendo contra la mafia, las mentiras y ríos de plata que están circulando en las campañas actuales.

No podría evitar decirles a ustedes que la amenaza de Fredy Anaya, Claudia López o Jaime Beltrán llegue a la Alcaldía, no me deja en paz. Prefiero poner mi conocimiento al servicio de la única persona en quien realmente recoge el legado del Ingeniero Rodolfo Hernández. Siempre les he dicho que debemos pasar a la acción, por tal motivo, es mi obligación dejar mi espacio como comentarista de la realidad. ¡Pasemos a la acción!

La enseñanza para todos los electores es conservar la dignidad, y sólo lo hacemos, participando activamente con candidatos defensores de los principios de la ética pública y la lucha contra la corrupción. Hoy doy mi aporte al mundo, creyendo fielmente que no debemos permitir a los bandidos de uñas largas, robar el patrimonio público. Juntos lo podemos hacer, busquen en sus candidatos, cualquiera que sea su elección, el camino de la rectitud y de la decencia. Mil veces, ¡gracias a todos!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad