sábado 12 de enero de 2019 - 12:00 AM

Diferencias

Richard Aguilar pertenece a un clan familiar integrado por delincuentes como su padre Hugo Aguilar, ambos fueron gobernadores de Santander en una época de miopía moral en el electorado local que nunca vio con malos ojos que la contienda electoral se diera entre parapolíticos. En este momento Claudia Toledo, quien fue secretaria de infraestructura durante la administración Aguilar Villa ahora negocia con la Fiscalía un acuerdo en el que a cambio de información sobre coimas y otros beneficios que tramitó durante esa administración pueda recuperar su libertad.

En esta ocasión esperamos otro de los videos de mal gusto que nuestro personaje suele grabar, y cuya similitud al Willy Wonka protagonizado por Johnny Depp es innegable. Los Aguilar nos dirán que todo es mentira, que es una persecución de la Fiscalía a hombres emprendedores interesados en el bienestar de los santandereanos, que son atacados injustamente por envidia y malsanos comentarios de la paupérrima clase política local.

Ahora bien, a diferencia de países serios como los Estados Unidos donde le han negado una y otra vez la fianza a Andrés Felipe Arias, independiente de que viaje Uribe a defender a sus amigos condenados, acá en Colombia la regla es otra, ya se ha escuchado el nombre de Mauricio Aguilar para las elecciones a la Gobernación, y la verdad es que la desconfianza en ustedes ciudadanos habilitados para votar es absoluta, ustedes, señores desinteresados por la política, han votado por Hugo Aguilar, por Horacio Serpa, por Didier Tavera, y sin sonrojarse los defienden.

La diferencia entre los mafiosos de otras partes y los nuestros es que en Inglaterra o Estados Unidos hicieron primero plata en diversas empresas criminales y luego fueron políticos, acá primero son políticos se hacen ricos con la plata de los pobres y luego se vuelven respetables. Vamos a ver si la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez, hombre de Cambio Radical nos muestra resultados con Richard Alfonso, porque si no es ahora, mañana lo tenemos de candidato a la presidencia, y luego se gasta el presupuesto nacional construyendo un pesebre que acompañe a su quebrado Santísimo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad