jueves 14 de julio de 2022 - 12:00 AM

Buen ambiente

La ministra designada de ambiente María Susana Muhamad ha demostrado que es posible combinar de modo coherente, el activismo social, la política partidaria y la academia. Esta politóloga de los Andes, magister en planeación sostenible en la Universidad de Stellenbosh, Sudafrica, ha sido una abanderada de la lucha contra el fracking; al tiempo que defendió la protección del ambiente y la lucha contra la crisis climática desde la alcaldía de Petro y más recientemente, como concejal de Colombia Humana en Bogotá.

Su experiencia de trabajo en empresas como Shell le da un conocimiento del mundo corporativo y de las contradicciones del discurso ambientalista de las multinacionales

Por eso es muy importante que la ministra se haya reunido con el Comité Santurban en el marco del dialogo social que propone el nuevo presidente y del empalme que actualmente adelanta su cartera.

En esta trascendental reunión la ministra escuchó atentamente, cómo va la defensa de un ecosistema estratégico como Santurban; la situación de campesinos y pequeños mineros en Soto Norte y los argumentos técnicos, jurídicos, sociales y económicos en virtud de los cuales, el proyecto de MINESA debe rechazarse de una vez por todas.

Este primer acercamiento dejó un buen ambiente entre quienes desde la sociedad civil estamos comprometidos con la defensa de la vida pues la ministra ratificó su compromiso personal con la protección de nuestros ecosistemas y la directriz del gobierno entrante de hacer de la defensa del agua el principio ordenador del territorio y de una economía en donde el ecoturismo, la agroecología y las nuevas industrias basadas en la increíble biodiversidad colombiana, sean cruciales.

Esperamos que el gobierno Petro lidere el consenso social que, entre otras cosas, permita desempantanar en el Congreso el acuerdo de Escazú para que comunidades y líderes ambientales puedan participar con garantías en las decisiones sobre los macroproyectos impulsados por el Estado. Al igual que concretar una política pública nacional que defienda el agua como derecho humano y eje trasversal del buen vivir.

politicainternacional1648@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad