jueves 04 de abril de 2019 - 12:00 AM

El regaño de Trump

De poco le sirvió a Iván Duque su pedaleo entusiasta en la “bicicleta estática” del prohibicionismo de la mano de Trump o hacerle el juego en relación con Venezuela. La semana pasada este lo acusó de no hacer nada contra las drogas que según dijo, estarían entrando a su país en mayor volumen que durante el gobierno Santos. Y pensar que hace menos de dos meses Duque alardeaba con su exitosa visita a la Casa Blanca.

En medio del inquietante silencio del regañado, el presidente Uribe como de costumbre, salió a hablar por su muchacho. El Ministro de guerra y el Canciller dijeron estar sorprendidos; este último aprovechó la oportunidad para poner el retrovisor con la tal “herencia maldita”. Mientras, nuestro embajador en Washington andaba de gira por Cúcuta ocupado con Venezuela.

Es curioso que el gobierno se sorprenda con las palabras de Trump considerando su oportunismo y la manera en que estos reclamos han sido frecuentes en la relación bilateral; hace menos de dos años Trump casi descertifica a Colombia para luego enviar una carta en la que bajaba el tono a sus amenazas. Es claro que el presidente estadounidense busca aprovechar la debilidad política de Duque para que se reanuden cuanto antes las fumigaciones con el cancerígeno glifosato; aunque las muertes de estadounidenses por sobredosis tengan más que ver con los opiáceos que con la cocaína colombiana. Al fin y al cabo, Colombia pagará los daños ambientales y la mayor parte de los US$200 millones anuales que cuesta esta ineficaz estrategia.

Duque tiene poco margen de maniobra pues al regresar al prohibicionismo puro y duro se hipotecó a una estrategia fracasada exponiéndose al permanente chantaje estadounidense. No aprendemos, repetimos los mismos errores pues nuestros fatuos dirigentes están lejos de entender que la relación especial con Washington es tan ilusoria como el éxito de la guerra contra las drogas.

Adenda: Entre el regaño de Trump y la carta rusa Colombia avanza en su cerco diplomático.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad