jueves 18 de abril de 2019 - 12:00 AM

En contravía

Ojalá la presión de Naciones Unidas contribuya a que la JEP al fin pueda operar con plenas garantizas de independencia y autonomía

Un famoso cuento sobre el expresidente Turbay dice que una vez este iba en contravía por la carrera Séptima y al escuchar en la radio una alerta sobre la presencia de un loco manejando en contravía, contestó: ¿Uno? ¡Hay como mil!

El chiste es una buena metáfora de la irresponsabilidad con que el Presidente ha manejado el tema de las objeciones a la Ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

Al final, a Duque y Turbay no solo los acercan sus célebres salidas en falso o el talante clientelista y represivo de sus gobiernos, oculto tras una apariencia bonachona.

Lo cierto es que pese a su estruendosa derrota en la Cámara y lo que puede pasar en el Senado, el Presidente insiste en seguir en contravía de la Constitución, de millones de colombianos que vemos con preocupación cómo desde el mismo Estado se busca descarrillar la implementación y en contravía de la comunidad internacional.

Hasta Estados Unidos, que a través de las intrigas de su embajador Whitaker han secundado el discurso del gobierno sobre que las objeciones buscarían mejorar la JEP, tuvieron que recular.

Fue bastante diciente lo sucedido el viernes pasado en el Consejo de Seguridad de la ONU, cuando su representante Jonathan Cohen se sumó al llamado unánime para que el Gobierno colombiano pare de hacerle conejo al acuerdo y apruebe la Ley de la JEP.

Ojalá la presión de Naciones Unidas, que con el fracaso de nuestro proceso de paz perderían una oportunidad para reforzar su maltrecho prestigio internacional, contribuya a que la JEP al fin pueda operar con plenas garantizas de independencia y autonomía.

Adenda: La persecución Assange es un obsceno atentado contra la libertad de información y la democracia.

Es paradójico que mientras el mundo se inunda de las noticias falsas y los políticos que las manipulan están en alza; quienes revelan la verdad acaben presos.

Evidente que para gente como Pompeo y Trump WikiLeaks es más peligroso que Al Qaeda.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad