jueves 07 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

La Cumbre de ASEAN y el avance chino

En esta cumbre de ASEAN, China se anotó un nuevo punto en su camino de adecuar la globalización a sus intereses
Escuchar este artículo

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático ASEAN es un proceso de integración que, como el latinoamericano, inició a finales de los años sesenta del siglo XX, aunque con mejores resultados. A través de esta instancia institucional y subregional: Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, han podido hacer frente a la competición que China, Japón e India, libran en Asia.

En día pasados ASEAN celebró en Tailandia su cumbre anual con la participación del Secretario General de la ONU; los primeros ministros de China, Rusia, India y el presidente de Corea del Sur. A diferencia de años anteriores, ni el presidente estadounidense ni su vicepresidente asistieron, delegando la representación de la superpotencia al secretario de Comercio y al consejero de seguridad nacional. El bajo perfil de Washington confirma su repliegue de Asia durante el gobierno Trump, quien se retiró en 2017 del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) que Obama impulsó para contrarrestar la Asociación Económica Integral Regional RCEP lanzada por China en 2012.

En medio de la guerra comercial entre Pekín y Washington el primer ministro chino Li Keqiang aprovechó la cumbre para consolidar un importante avance en la negociación del RCEP que crearía la zona de libre comercio más grande del mundo, aglutinando 30% del PIB y la mitad de la población mundial.

Así, los países reunidos en Bangkok se comprometieron a que la RCEP se pondrá en marcha para el 2020 pues las negociaciones están casi finiquitadas con todos sus integrantes, excepto India, que desconfía de los efectos negativos del acuerdo para su sector empresarial y agrícola; y de una mayor influencia china en el sur y el sudeste asiático.

En esta cumbre de ASEAN, China se anotó un nuevo punto en su camino de adecuar la globalización a sus intereses, como lo está haciendo a través de la Nueva Ruta de la Seda; continuando su inquietante ascenso hacia el liderazgo mundial.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad