jueves 19 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Alexander Arciniegas

Otro holocausto

Un holocausto es una gran matanza de seres humanos. Eso fue lo que, por ejemplo, hizo el régimen de la Alemania nazi contra los judíos, pero también contra los gitanos matando unos 500.000 durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras escribo esta columna me horroriza pensar en las más de mil víctimas del infame ataque de Hamás, pero también me espanta, la matanza de unos 3300 palestinos en la Franja de Gaza producto de los bombardeos indiscriminados de Israel.

No obstante, el impresentable Netanyahu avanza con esta especie de “solución final” contra Hamás que incluyó el bloqueo de insumos básicos para millones de los civiles palestinos y la infame orden de evacuación del norte de Gaza. Todo esto con el apoyo de Biden quien no solo lo visita simbólicamente, sino le envía el mayor portaviones del mundo: el USS Gerald Ford.

La Unión europea con un poco más de escrúpulos advierte a Israel que si bien tiene derecho a defenderse de Hamás esto no lo autoriza para violar el derecho internacional humanitario. Ojalá ninguna autoridad de Israel salga a tachar al Consejo Europeo o al señor Josep Borrell de “antisemita” como lo hizo el embajador israelí en Colombia en su embestida verbal contra el presidente de la República.

No tengo duda que la desproporcionada embestida de Israel y el cuestionable apoyo de Estados Unidos, que de nuevo deja claro que sus intereses geopolíticos están por encima de su retorica defensa de la democracia y los derechos humanos, va a generar mayor pugnacidad en el de por si inestable Oriente Medio y desencadenará efectos inciertos en todo el planeta.

Ojalá este dramático momento del conflicto israelí palestino sirva para que la comunidad internacional rompa su pasividad e impulse un alto al fuego que pare este holocausto y permita avanzar en una negociación alrededor de la solución sensata: la existencia de los dos Estados.

politicainternacional1648@gmail.com

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad