sábado 18 de julio de 2009 - 10:00 AM

El diario de caballero

Para este veinte de julio recordemos el movimiento comunero. El Diario de José M. Caballero es documento magnífico acerca de Bogotá a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Debió ocultarlo en época difícil para no pagar con su cabeza las constancias que anotó. Veamos una muestra:

'1.780. En este año se sublevó la villa del Socorro por causa de que el Regente Piñeres puso pecho hasta del hilo y huevos; esto es: de medio real que se vendiera se había de dar una mitad; de un real un cuartillo, y así á proporción habían de dar un tanto cada año los que tenían casa propia y aún los que tenían hijos habían de pagar cierto pecho, y otras tantas mil cosas á este modo, que se puso en la Aduana una tabla de vara y cuarta de larga, por donde se podrá conocer los pechos que se imponían.

Los socorranos, viéndose cargados de semejantes pechos, hicieron su revolución para que se quitasen: la primera ocasión que quiso este Reino sacudir el yugo. Vinieron contra esta ciudad 14 mil socorreños y llegaron hasta Zipaquirá… Sólo Galán con algunos compañeros, siguió viendo si podía hacer una general revolución, y no lo pudo conseguir; antes lo prendieron y lo trajeron a esta capital preso.

'1.782. el 1º de Febrero arcabucearon á Galán y á sus tres compañeros, Molina, Alcantuz y Ortiz, y sacaron á la vergüenza á 17 de los que le seguían, y después los pusieron en un tablado para que vieran ejecutar la justicia. Pusieron cuatro banquillos frente á la cárcel grande, donde los arcabucearon; después los colgaron en dos horcas que se habían puesto para este fin, pues la causa de arcabucearlos no fue sino porque el verdugo no estaba diestro, que á la sazón era un negro, pero la sentencia fue que fueran ahorcados.

Después pasaron por debajo de las horcas á los 17 que estaban en el tablado. A Galán le descuartizaron la cabeza, que fue á Guaduas, un brazo al Socorro, el otro á San Gil, una pierna á Mogotes y la otra al Puente Real. La cabeza de los otros: la una quedó aquí; la otra fue al Socorro y la otra á San Gil. A los que sacaron á vergüenza después los echaron á los presidios de África'.  

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad