sábado 28 de marzo de 2009 - 10:00 AM

¿Choque de civilizaciones?

Por civilización entendemos el óptimo estado de desarrollo económico, político, social y moral de las agrupaciones humanas, edificado sobre sólida cultura. Hablamos del inmediato choque de civilizaciones, la musulmana, la china, o la occidental, que es la nuestra.  Pero también se difunde el encuentro de ellas. La libertad y la tolerancia ganan muchas voluntades en gobiernos, partidos, movimientos diversos.

Los autores Youssef Courbage y Emmanuel Todd se ocupan de comentar el encuentro de civilizaciones, que fundamentan en la coincidencia para trabajar a favor del moderado crecimiento de la población, cuestión delicada y uno de los fundamentos actuales  para el buen gobierno. Habrá otras coincidencias, como la lucha por el medio ambiente, destruido por el hombre en numerosos lugares y contra la rampante corrupción que achica la disponibilidad de recursos que pertenecen a cada pueblo, de que se apropian criminalmente personas, grupos y roscas.

Hacen referencia al teologismo mahometano que se basa en el Corán, que ha obrado a manera de bloqueo mental en masas enteras.  En ese fundamentalismo se basa el antagonismo entre el Islam y Occidente.  Sin embargo, existen hechos sociales e históricos que facilitan pensar en encuentro de las dos civilizaciones. Tales hechos demuestran no una distancia sino una convergencia entre los respectivos modelos.  Anotan que el mundo musulmán ha entrado en la revolución demográfica, cultural y mental que está aumentando los procesos de desarrollo en forma que darán por resultado una historia más universal.  

No es extraño, y sí diciente, que el mundo musulmán haga rectificaciones de carácter sociológico, en vez de diverger al respecto, adoptando modelos semejantes a occidente.   Su revolución demográfica que es simultáneamente cultural y mental producirá mayor desarrollo a las regiones que lo seguirán. Así, de 6.8 niños por pareja, de 1975, cae a 3.7 en el 2005. Los países musulmanes muestran índices diferentes: de 7.6 nacimientos en Nigeria, en Azerbaidjan es de 1.7. En Irán y Tunicia ya es igual al de Francia.

Tales cambios dan nueva forma para autoridades, estructuras familiares, referencias ideológicas que influyen decisivamente en los sistemas políticos.  El control de nacimientos es síntoma de amplia transformación antropológica. No dejemos de advertir que la identidad de procedimientos y de resultados, servirán de ejemplo a otras regiones, para dar el eje básico a una cultura global.  El hecho viene marcando significado desde hace treinta años. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad