sábado 12 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

La matanza de Katyn

La Perestroika hizo luz acerca de esta hórrida matanza. Gorbachov entregó el documento secreto a Yeltsin en diciembre de 1991 y éste lo pasó al tribunal supremo de la Federación Rusa, para adjuntar al proceso contra el Partido Comunista de la Unión Soviética como organización criminal. La ordenó Beria, con el consentimiento de Stalin y tenía por objeto eliminar la oficialidad del ejército polaco y gran parte de sus intelectuales.

El documento fue clasificado como 'ultrasecreto'. Se ordenó a la NKVD (policía del Estado soviético), juzgar 'en tribunales especiales sin comparecencia de los detenidos y sin acta de acusación, mediante la mera producción de certificado de culpabilidad y aplicación del castigo máximo: pena de muerte por fusilamiento', según publicación de El País de Madrid. Pasaron de 22.000 muertos, se salvaron 448, quienes ingresaron al ejército polaco en el exilio, mandado por el general Anders.

Dice El País que Gorbachov eludió todas las peticiones para publicación, incluida la del General Jaruzelski (Jefe de Estado Polaco), pero su 'perestroika' hizo luz acerca de la espantosa matanza en Katyn. Hoy se sabe todo: Nombres de ejecutores, móviles del crimen y documentos probatorios, pero nadie ha acusado, ni siquiera interrogado a Rusia sobre el tema. Yeltsin también entregó documentos al presidente polaco postcomunista, Lech Valesa. El País asevera que Katyn tiene la misma edad de la matanza de unos españoles contra otros en la guerra civil. Al juez Garzón, promotor de investigaciones diversas, se le ha querido procesar en el Tribunal Supremo español. Como fuentes del hecho ruso, El País cita 'La mantanza de Katyn', de Victor Saslavsky, y 'la Historia oculta de la Segunda Guerra mundial', de Laurence Rees.

Los oficiales polacos y numerosos intelectuales fueron eliminados mediante tiro en la nuca, no se conformaban con su desaparición y reparto de sus despojos entre Rusia y Alemania, que habían ocupado el país en septiembre de 1939. La noticia de tal salvajada fue esgrimida por Rusia, en la época, como colaboración con el nazismo. La eliminación se produjo al pie de las fosas en el bosque de Katyn. Son los horrores de las guerras, lo mismo en Rusia que en España o en Colombia, peor si de ellas derivan dictaduras siempre oprobiosas. Tiene razón el escritor Curzio Malaparte, cuando escribió que en ellas la conciencia del hombre se convierte en horrible y fétido bubón.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad