sábado 28 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Charalá: Lugar de descanso

Un amigo muy especial, el industrial Arnulfo Castillo,  me entregó unas declaraciones 'Especial para Santanderes',  que me permito transcribir en su primera parte, que seguramente da para tres artículos:

'Encontramos al doctor Alfonso Marín Morales en su oficina de abogado que en la ciudad de Charalá tiene establecida y luego de saludarlo, le manifestamos nuestro deseo de obtener algunas declaraciones para la revista 'Santanderes'. Sabedores de que el doctor Marín Morales estuvo recientemente en la ciudad de Buenos Aires haciendo un curso de especialización en derecho social, quisimos conocer sus impresiones reflejadas en este sector de nuestro Departamento y relacionadas con esta importante materia. Al efecto le formulamos las siguientes preguntas:

¿Existe problema o lucha social en esta región de Charalá? No siempre los problemas se resuelven por el método de lucha, lo que significa que es preciso distinguir las dos situaciones.  Si por problema se entiende una proposición encaminada a resolver las primordiales necesidades del hombre, es natural que preguntemos cuántos son los habitantes de esta región que no tienen resueltas las primordiales necesidades, como son las relacionadas con la alimentación, con el vestido y con la vivienda, para no citar sino las puramente naturales.

Tenemos que ser claros y precisos al afirmar que es verdad que más del 50% de los habitantes de esta antigua Provincia disfrutan de lo indispensable para subvenir a las tres necesidades anotadas. Lucha social propiamente no ha existido, porque el campesino, el más desheredado de fortuna, está firmemente aferrado a la palabra cristiana y espera resignado que se cumpla el principio de que algún día vivamos en la tierra, como mansos y bienaventurados.

-¿Cuáles son en su concepto los medios para solucionar estos males?
-En primer lugar es preciso darle a la propiedad un sentido social lo mismo que al trabajo, conforme lo establece y ordena nuestra misma Constitución Nacional.  Bien lo dice un ilustre profesor al hablar del problema de la tierra, que mientras perdure el concepto actual de que la propiedad privada, que debe proteger el Estado, puede subsistir, sin tener en cuenta para nada las conveniencias o necesidades de ese mismo Estado y las del conglomerado social en donde ella existe; es apenas lógico que esa consagración sea un verdadero abuso del derecho y la fuente de innumerables conflictos.  Estas son las ideas que yo recojo del profesor.  De manera que es preciso pensar y obrar con menos egoísmo, para poder constituir un nuevo orden económico en la forma como los mismos padres de la Iglesia lo requieren y lo predican.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad