sábado 01 de agosto de 2009 - 10:00 AM

El poder del emprendimiento

El emprendimiento es un término últimamente muy utilizado en todo el mundo. Aunque el emprendimiento siempre ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad, pues es inherente a ésta, en las últimas décadas, este concepto se ha vuelto de suma importancia, ante la necesidad de superar los constantes y crecientes problemas económicos.

La palabra emprendimiento proviene del francés entrepreneur (pionero) y se refiere a la capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional para alcanzar una meta, pero está siendo utilizada para referirse a la persona que inicia una nueva empresa o proyecto, o fueron innovadores y agregaron valor a un producto o proceso ya existente.

Insistiendo en este concepto aparentemente sencillo, muchos países han logrado si no su desarrollo, por lo menos caminar un poco más rápido en la solución de sus problemas económicos.

Ejemplos en el mundo sobran para explicar las bondades del emprendimiento, sin contar el gran volumen de personas que de manera silenciosa y con una buena dosis emprendimiento, día a día logran su independencia y estabilidad económica.

Al decir de los analistas económicos de todo el mundo, las altas tasas de desempleo que hoy afectan a la mayoría de los países, solamente pueden aliviarse con suficiente socialización de lo que se puede lograr en el emprendimiento, porque como decimos aquí en Colombia, no hay empleo pa’ tanta gente.

La mayoría de los gobiernos han entendido muy bien la importancia del emprendimiento, tanto así, que han iniciado programas de apoyo a emprendedores, para ayudarles en su propósito de crear su propia unidad productiva. El Fondo Emprender que actualmente maneja el SENA, apoya según me han informado hasta con ochenta millones ($80.000.000) a los emprendedores colombianos.

Considero importante resaltar esta cifra, pues es frecuente escuchar que en Colombia no existe apoyo para crear empresa, cuando a veces lo que nos hace falta son ideas o proyectos.

Según parece y por lo que dicen las biografías de los grandes emprendedores del mundo, no fueron o son personas diferentes. Por el contrario, se trata de personas comunes y corrientes, la mayoría pertenecientes a la clase media, que buscan o buscaron la realización personal en su trabajo y el sustento para sus familias.

Según estudios de reconocidas universidades de EU y Europa, lo que define si alguien es emprendedor, es la formación de su personalidad y en este sentido, la familia, la escuela y el aprendizaje laboral son aspectos determinantes.

Revisando los manuales de emprendimiento que a veces llegan a mis manos, encuentro que cualidades de los emprendedores como la constancia, la dedicación, los deseos de logro y el alto concepto de los mismos, son las mismas cualidades que identifican a los santandereanos y de los cuales nos sentimos muy orgullosos, lo cual me hace pensar que muy pronto seremos mejores emprendedores.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad