sábado 23 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Museo de arte moderno de Bucaramanga

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alfonso Marín

Con alguna frecuencia me llegan invitaciones para que asista a eventos especialmente relacionados con la cultura, lo cual agradezco dada mi cercanía con estas actividades. En la semana que termina se celebró el aniversario número 30 de nuestro Museo de Arte Moderno de Bucaramanga, institución cultural que desde su fundación ha venido prestando un valioso aporte al fomento de las artes plásticas no solo en la ciudad, sino en toda la región. Su fundación se logró en su momento con la colaboración de varias instituciones públicas y privadas y con el propósito de corresponder a las inquietudes intelectuales y artísticas de un buen número de artistas que se perfilaban con éxito en el ámbito nacional. Por razones de cultura ancestral, los museos del mundo tienen como finalidad guardar obras y reliquias de culturas antiguas, obras y acontecimientos que hacen parte de la historia universal y con ese criterio los turistas entramos a visitar los museos, con la seguridad de que al final salimos con una buena lección aprendida sobre la historia del hombre sobre la tierra o del arte en general. Los museos de arte moderno como su nombre lo indica tienen una orientación diferente en el sentido de promover y conservar las obras de los artistas de las últimas generaciones con el fin de que se conozcan sus conceptos sobre la vida y la realidad y se aprecien sus estilos de producción artística. En la medida en que desaparecen las antigüedades para formar museos tradicionales recobran más importancia estos museos de arte moderno, llamados a conservar la memoria de los pueblos en su relación diaria con el arte. Con la fundación del Museo de Arte Moderno de Bucaramanga, se completó el ciclo que se había iniciado en los años cuarenta cuando se organizó el Museo de la Casa de Bolívar, que exhibe hermosas colecciones de la cultura Guane y rinde culto a la memoria de nuestros héroes y prohombres del siglo XIX que hicieron de Santander el primer departamento de Colombia. Visitando el MAMB podremos saber que nuestros artistas no han dejado de trabajar un solo día tratando de encontrarle el sentido al estilo de ser santandereano. Felicitaciones a sus fundadores y a sus actuales directores.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad