lunes 06 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Alvaro Beltran Pinzón

Alinear las velas

A propósito del balance que debe hacerse de los comicios celebrados el 29 de octubre, es deseable no tratar de manipular los resultados para justificar las actuaciones del gobernante o las fallidas estrategias de un candidato. Como dice Jimmy Dean ‘No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí puedo ajustar mis velas para llegar a mi destino’.

Por ello, es contraproducente que el presidente Petro se empeñe en configurar un mapa político, dándole color de victoria a un vasto territorio que abarca, además de las regiones donde obtuvieron mayoría representantes del Pacto Histórico, los departamentos en los que ganó en la primera vuelta de la elección presidencial, 19 meses atrás, y agregarle otras zonas que por diversas circunstancias estima cercanas a su gobierno.

Las cifras pueden ser susceptibles de interpretaciones, pero el dictamen ciudadano no lo favorece en modo alguno. Su gestión se percibe definida por sus permanentes y precipitadas consignas lanzadas en X, que generan desconcierto, falsas expectativas, divisiones, temores, desconfianza, dudas y confusiones. Sentimientos todos que un estadista debe controlar si pretende llevar su nación a buen puerto.

En el plano regional son bienvenidas las manifestaciones de querer hacer las cosas de la mejor manera, divulgadas por los mandatarios electos. Es necesario, y así lo ha anunciado el entrante gobernador Juvenal Díaz, introducir una reingeniería a la organización departamental y establecer lazos de colaboración con el gobierno central.

Para avanzar en la conectividad vial de Santander resultaría pertinente incluir en su agenda la revisión del desafortunado convenio de Las Cigarras que relevó a la Nación del compromiso de ejecutar los nueve tramos contemplados en la fallida concesión Zona Metropolitana de Bucaramanga (ZMB). El aplazamiento de su construcción y el desbalance económico para la región es cada día más evidente. También, se hace indispensable una decidida acción para superar la emergencia de la Ruta del Cacao y encontrar una solución técnica confiable a largo plazo.

En tiempos de borrasca, la habilidad de nuestros timoneles está a prueba: ‘El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas’, decía William Arthur Ward.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad