lunes 10 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

¿Cómo formar en ética?

Inició actividades el Centro de pensamiento Alejandro Galvis Galvis, con la presencia del sacerdote jesuita Vicente Durán Casas, doctor en filosofía y profesor titular de la Pontificia Universidad Javeriana, quien ofreció una interesante disertación titulada La Ética y la realidad colombiana. Tema que, por decir lo menos, es de acuciante actualidad, precisamente cuando el Estado se debate en una marcada incertidumbre por cuenta de la pérdida de credibilidad de sus instituciones, que no han respondido a las exigencias de los valores públicos en los que se sustenta la legitimidad de una democracia.

El análisis de esta realidad, por parte del reconocido pedagogo, lleva a interrogantes de extrema complejidad para el futuro de nuestro país: ¿cómo abordar la formación en ética de los colombianos?, ¿cuáles son los efectos que los escándalos de corrupción inducen en la población?, ¿qué enseñanza asimilan los estudiantes?, ¿cuál es la actitud de un juez que recibe el mal ejemplo de sus magistrados?, ¿qué implicaciones tienen los abusos de pederastia de los sacerdotes católicos?, ¿cómo se explica que egresados de universidades acreditadas se exhiban como avezados delincuentes de cuello blanco?, ¿es la mentira un hábito adquirido en la primera niñez?, ¿estamos ante una situación irreversible?

La confesión de universitarios, que relata el sacerdote jesuita, en el sentido de que es muy probable que incurran en actos de venalidad para poder conseguir éxito en el ejercicio profesional, denota un gran vacío moral en nuestro medio. Bien dice la filósofa española Adela Cortina, que “la ética es como el oxígeno, nos dimos cuenta que nos hace falta cuando dejamos de respirar”. El asunto ético tiene que ver con la autorregulación de las personas, y debe entenderse que no es de competencia de una religión sino del comportamiento humano.

La importancia de generar espacios de reflexión, en una sociedad cada vez más necesitada de recapacitar sobre las acciones que le permitan alcanzar los mínimos de civilización y decencia, para dar solución a los interrogantes planteados, ha quedado patente en la primera sesión del Centro de pensamiento.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad