lunes 03 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Del dicho al hecho....

Ejemplos dicientes de cuántos intereses, resistencias y obstáculos se necesitan remover para avanzar hacia el sueño de una sociedad del conocimiento
Escuchar este artículo

A poco andar de la presentación, el pasado 5 de diciembre, del Informe Colombia hacia una Sociedad del Conocimiento, elaborado por la Misión Internacional de Sabios 2019 por la Educación, la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, ya se advierten las dificultades que encarna hacer realidad dicho postulado y dar cumplimiento a la proclama introductoria según la cual se propenderá porque en el país “se logren hallazgos científicos que le sirvan a todo el mundo”.

Legítimos anhelos que ya se ven contrariados por la acción del mismo Gobierno que la impulsó, para dar paso a tozudos hechos, atendiendo, al parecer, compromisos y conveniencias políticas que impiden obrar de manera consecuente. Basta citar el caso del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología en donde, por elemental sindéresis con los nobles propósitos que inspiraron su creación, se debió escoger a un erudito académico para ser su primer titular. En cambio, se designó a una persona que, si bien formó parte de la citada comisión de sabios, insólitamente aboga por desprenderse de los protocolos científicos para acoger inciertos saberes ancestrales que le permitieron promocionar “una bebida líquida funcional con ganoderma y otros extractos de frutas del Pacífico, efectiva para combatir algunos tipos de cáncer como el del seno, cérvix y cerebro”.

Y qué decir de la amenaza de llevar a estrados judiciales a una destacada investigadora por haber promulgado, luego de juiciosos análisis de laboratorio, la presencia de un ingrediente ajeno a la composición enunciada en un fármaco de libre adquisición popular, develando un delicado abuso contra la salud pública. Gracias a la autoridad que le confiere su dilatada y laureada trayectoria, la Dra Elena Stashenko ha recibido no solo un merecido y reconfortante reconocimiento general, sino que el asunto parece haberse encauzado hacia una satisfactoria solución con el pronunciamiento del Invima que ordena recoger el producto y suspender su comercialización.

Ejemplos dicientes de cuántos intereses, resistencias y obstáculos se necesitan remover para avanzar hacia el sueño de una sociedad del conocimiento y cuánto beneficio se deriva de la apropiación de la investigación y la divulgación científica.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad