lunes 15 de julio de 2019 - 12:00 AM

El viaje de la vida

bien vale la pena atender las consideraciones que expone la brillante autora en torno a la trascendencia de la equivocación.
Escuchar este artículo

Andrea Marcolongo, a quien se califica como el actual fenómeno literario, traza en su nuevo libro ‘La Medida de los Héroes’, un viaje iniciático a través de la mitología griega, una acertada mirada sobre el incierto recorrido de cada persona en su existencia, tomando como referencia el más antiguo viaje de la humanidad, cual es el de los argonautas a la Cólquide en pos del vellosino de oro.

Los riesgos, tentaciones y triunfos a que se ven expuestos Jasón, Medea y sus compañeros los relaciona con los retos de la vida que implican enfrentarse a los propios miedos y al mundo exterior. Hace evidente el sentido del heroísmo que no es otro que aceptar la prueba exigida a todo ser humano: la de no traicionarse.

El sentido iniciático de esta obra se apoya en la sentencia griega expresada en el concepto pathé mathé, aprender del dolor, de la dificultad y del padecimiento personal. En estos tiempos en los que la competencia se impone y, en ocasiones, genera profundas frustraciones hasta el punto de provocar un inquietante incremento de los suicidios, bien vale la pena atender las consideraciones que expone la brillante autora en torno a la trascendencia de la equivocación.

“Hoy el fracaso, el fallo, se ha convertido en una humillación pública o en un vergonzoso secreto, en sinónimo de desastre, de catástrofe, de hundimiento, de estigma de derrota que, se aplica al sujeto expulsado al círculo de los fracasados, de los que se han roto por algún lado. Al igual que la palabra “naufragio”, usada con frecuencia como sinónimo de derrota personal, cuando, en realidad, corresponde solo a la nave “herida” y no al que la guía, obligado como está a asumir la responsabilidad de llevarla y de ponerla siempre y en todo momento a salvo para salvarse”.

Esta forma de apropiarse de la lectura de Las Argonáuticas, para ir derivando su validez como símbolo universal del recorrido vital, hace del libro de Andrea Marcolongo una fresca incursión en el referente clásico, tan ajeno hoy a la preocupación básica de la educación.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad