lunes 11 de mayo de 2020 - 12:00 AM

¿La educación perderá el año?

También es conveniente disponer de la Radio Nacional de Colombia y gestionar con los gobiernos departamentales y municipales para que las emisoras culturales y comunales se integren al proyecto educativo
Escuchar este artículo

En reciente intervención ante la Comisión Tercera del Senado, la Ministra del área manifestó que el Gobierno Nacional extendería por un año las clases virtuales y el sistema educativo tendría que prepararse para llevar el estudio a casa, aunque el confinamiento total ya parezca insostenible.

En anterior columna nos referimos al sin número de dificultades que se soportan para dar mediano cumplimiento a dicha directriz, las cuales empiezan por la falta de computadores, celulares inteligentes y red de Internet en el 62% del territorio.

Frente a esta eventualidad, el país debe hacer todo lo posible para evitar que las consecuencias no sean tan abrumadoras, como parece adivinarse, y que, por lo menos, quede un avance sustancial que permita a futuro adoptar la educación compartida -presencial y a distancia- o “blended”, según la denominación adoptada.

La ministra Angulo, quien ha observado un buen desempeño, va a tener que multiplicar los esfuerzos para paliar la situación. La estrategia “Aprender digital: contenidos para todos” y el programa “tres, dos, uno, EduAcción”, que se emite por Señal Colombia, ameritan una mejor promoción y adecuada capacitación para su uso a profesores, estudiantes y padres de familia. También es conveniente disponer de la Radio Nacional de Colombia y gestionar con los gobiernos departamentales y municipales para que las emisoras culturales y comunales se integren al proyecto educativo.

La exitosa experiencia alcanzada en las pruebas piloto que se llevaron a cabo en el Meta, Caldas y Guajira para el aprovechamiento de los denominados espacios en blanco en televisión (TVWS) debe replicarse en todo el país con celeridad, para ampliar el cubrimiento de Internet. Mediante esta disponibilidad tecnológica es posible utilizar el espectro entre 470 y 698 MHz, reservado para evitar interferencias en los canales, de la banda asignada al servicio de televisión y ofrecer conectividad en las zonas rurales.

Es preciso que ante esta emergencia se tenga la voluntad política para atender con prioridad al estratégico sector de la educación, que es, ciertamente, el camino que permitirá la superación de muchos aspectos de inequidad que la misma pandemia ha expuesto con impudicia.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad