lunes 25 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

La necesidad obliga

La censura explícita, velada o indirecta a los medios de comunicación puede afectar en gran medida nuestra limitada democracia.
Escuchar este artículo

Se registra como muy positiva la alianza estratégica acordada entre Noticias Uno y el canal Cable Noticias, a partir de la cual el espacio informativo, poseedor de apreciable audiencia gracias a la independencia que ha observado en el transcurso de su existencia, podrá seguir en el aire en su horario habitual.

La carencia de pauta publicitaria suficiente, motivada por su caracterizada e incómoda voz, como la autocalifican sus directivos, ha sido subsanada con una saludable contribución masiva. La idea de conseguir aportantes de “Mil pesos por emisión” recibió una cálida acogida y hace posible la subvención de los gastos implícitos a la función investigativa que desarrolla. Lo novedoso de esta iniciativa consiste en que los donantes, además de disfrutar del contenido periodístico en forma particular, a manera de la membresía que promueven otros medios, harán posible extender la misma información, indiscriminadamente, a todos los televidentes.

La censura explícita, velada o indirecta a los medios de comunicación puede afectar en gran medida nuestra limitada democracia. Razón que seguramente estuvo en el principio que animó a la gente a sumarse a esa forma de ciudadanía activa y a apoyar la innovadora propuesta de Noticias Uno, que, por supuesto, no solo se reinventa sino que reafirma, de manera consecuente, el sustento misional de proceder en favor de lo público.

Con esta actuación se da un ejemplarizante paso para salvar las estrecheces que, con frecuencia, tienen que soportar las empresas informativas que quieren mantener su autonomía ante la presión de las necesidades financieras. Como bien lo ha dicho el Gerente de esta casa editorial: “Sin independencia económica, no habrá independencia periodística”.

ECOS DEL PARO DEL 21N: No caben consideraciones respecto a si la movilización ha sido la mayor en la historia del país o limitarse a la condena de los actos vandálicos que también fueron rechazados y reemplazados por un espontáneo y diciente “cacerolazo”. La inconformidad manifiesta con el Gobierno es posible que se transforme en peligrosa ruptura ciudadana, que el presidente Duque no puede soslayar y la cual demanda un profundo cambio en su comportamiento.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad