lunes 09 de marzo de 2009 - 10:00 AM

No más educación de masas

En entrevista al escritor y 'futurista' Alvin Toffler, se le preguntaba acerca de las posibilidades que vislumbraba para que ciudadanos de países que no van a ser líderes en este siglo, pudieran mejorar su calidad de vida y, sin pensarlo dos veces, afirmó que lo primero que hay que hacer es abandonar el modelo de educación masivo que se ha impuesto.

En Colombia se acogió una orientación educativa encaminada a propuestas de mera instrucción, para satisfacer la incorporación de los egresados al mercado laboral, afirmando dicho modelo. Esta eclosión masiva, si bien se tiñe con el mensaje de apertura de oportunidades, también trae consigo una pérdida de calidad y la devaluación del sentido de la vida universitaria. Ahora se impone abandonar la rigidez de los modelos educativos, con horario de entrada y salida y una rutina que se asimila a un trabajo cualquiera, para virar hacia una educación que estimule el conocimiento individual.

A este cambio le apuntó la UIS en 2006, cuando instituyó el 'Proyecto soporte al proceso educativo mediante tecnologías de información y comunicación' ProSPETIC, como una estrategia de innovación educativa que propiciara el aprendizaje activo, interactivo y significativo, utilizando tres estrategias:
1. Ofrecer a la comunidad infraestructura física y tecnológica adecuada, para la promoción de la innovación y el cambio del paradigma educativo, mediante la puesta en marcha del Centro de Tecnologías de Información y Comunicación, CENTIC.

2. Crear cultura de trabajo en la red, con el soporte al sistema tradicional, a través del Portal del Profesor y capacitación a docentes y estudiantes en el uso de la tecnología.

3. Participar en desarrollos científicos y de investigación, relacionados con plataformas, herramientas y objetos de aprendizaje que faciliten la estructuración y gestión del conocimiento en ambientes virtuales.

Reconforta esta visión que se tuvo en el Proyecto UIS, pero como advierte el mismo profesor Toffler, este cambio va a ser extremadamente difícil de lograr; nunca faltará el palo en la rueda que trate de impedir su concreción y se prefiera seguir preparando chicos para ayer y no para mañana.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad