lunes 21 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Nueva Ley de Emprendimiento

Ojalá esta buena iniciativa del grupo de jóvenes que integran la planta de iNNpulsa Colombia, convencidos de que es posible y necesario hacer una corrección en las formas de producción, no naufrague en las mareas de la burocracia y la tramitomanía...
Escuchar este artículo

Resulta acertada y hasta esperanzadora la nueva ley que acaba de ser expedida por el Congreso de la República, por iniciativa de la Agencia de Emprendimiento e Innovación del Gobierno Nacional –iNNpulsa Colombia– organismo adscrito al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, al que le corresponde acompañar la aceleración de procesos productivos de las Pymes y microempresas con el propósito de generar más desarrollo y propiciar más oportunidades para todos los colombianos.

Teniendo en cuenta que gran parte de los nacientes emprendimientos tienen que ver con el sector alimentario, es bienvenido el alivio en trámites y requisitos para la obtención de licencias en el Invima. El aligeramiento de las exigencias contables, en atención a la forma elemental de su relación con proveedores y consumidores, constituye un desahogo para quienes se aventuran en los retos de crear empresa. Aunque queda el sabor de la limitada financiación a la que podrán acceder, ya que el aval del Fondo Nacional de Garantías generalmente resulta inefectivo ante las exigencias de la banca comercial, la disponibilidad de los microcréditos de instituciones oficiales puede ser una solución.

La formación es trascendental en cualquier iniciativa del desarrollo humano y el Ministerio de Educación Nacional tiene ahora la gran responsabilidad de auspiciar el espíritu innovador y de emprendimiento en el ciclo básico, la secundaria y media, y el establecimiento de programas para la formación docente con este enfoque.

Igualmente, el Sena deberá ahondar en sus ofertas de fomento a la mentalidad emprendedora y complementarlas con temas jurídicos, financieros y de mercado. En esta forma, las áreas de enlace Universidad-Empresa-Estado que funcionan en casi todas las instituciones de educación superior podrán dar mejores frutos para lograr que el país remonte su condición de exportador de materias primas.

Ojalá esta buena iniciativa del grupo de jóvenes que integran la planta de iNNpulsa Colombia, convencidos de que es posible y necesario hacer una corrección en las formas de producción, no naufrague en las mareas de la burocracia y la tramitomanía que entraba todo esfuerzo productivo y lo consume en el océano de la incompetencia.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad