lunes 25 de enero de 2010 - 10:00 AM

Oportuna opción

Ante las dificultades que se advierten para el ejercicio republicano, y de cara a las próximas confrontaciones electorales, se espera también que ésta sea la hora del despertar de la imaginación política del país, para propiciar la aireación de la democracia y la regeneración de las costumbres sociales. El voto de opinión es la clave. Está sustentado en la responsabilidad y en la capacidad crítica de los ciudadanos para que se atengan menos a los cantos de sirena de las propagandas, aparten las consideraciones de inmediata conveniencia del orden personal, y le presten más atención a los principios y valores que devuelvan a lo público su principio de trasparencia. Así se podrá llegar a exigir una gestión de Gobierno responsable y no transable.

Quienes aún tienen el ánimo predispuesto a soñar con una sociedad ceñida a valores ciudadanos y a rehacer la vida política mediante el trabajo regido por un compromiso colectivo, ajeno a todo mesianismo caudillista, ven en la educación el camino de reconciliación y de reconstrucción plena de la democracia.

Así lo contempla el Partido Verde. Su apuesta es una fresca y oportuna presencia innovadora que contiene un fuerte ingrediente formativo para que los sectores apáticos y pesimistas asuman su compromiso con el país, y no se deje el campo abierto para que se mantengan o lleguen al Congreso de la República quienes ya han demostrado que poco les interesa el bien común y el desarrollo justo de la sociedad.

Es bienvenida, en estos momentos de incertidumbre institucional, la integración de los ex alcaldes Mockus, Garzón y Peñalosa en un esfuerzo encaminado a restituir la política por los fueros de la decencia, no sólo con sus visiones sino con el ejemplo, pues estos dirigentes también son autores de ejecutorias bien conocidas, que tuvieron saludable continuidad a pesar de sus diferentes enfoques, y son símbolo de eficiencia de un proceso de modernización urbana, responsabilidad social y promoción de cultura ciudadana.

Su propuesta política está haciendo muy visible para el país que las diferencias de miras no son obstáculo para crear unidad, sino parte de la riqueza de un pluralismo que es necesario acoger como principio de reconstrucción de una vida democrática sin exclusiones, y se constituye en interesante alternativa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad