lunes 27 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Patrimonio de la humanidad

Es preciso emprender imaginativas formas que pongan a tono los recursos y preparen a los habitantes para atender a los visitantes que resulten atraídos por la sugestiva convocatoria

La Unesco ha establecido este programa para distinguir, catalogar, preservar y dar a conocer sitios y hechos de importancia cultural o natural que a juicio del Comité respectivo, conformado por 21 Estados miembros, reúnan condiciones puntuales de carácter excepcional para que puedan ser considerados como parte de la herencia común de la humanidad.

Según el estudio que acaba de concluir la Unab, tales cualidades convergen en las ciento ocho mil hectáreas que componen el Cañón del Chicamocha. En dicha extensión se integra una sin igual formación geológica, se ubica el segundo nudo sísmico más activo del mundo, ha sido asiento de significativas civilizaciones a través de la historia y en él se configura un bello paisaje de portentosas dimensiones.

Por estas, y otras razones expuestas en el estudio, la Gobernación de Santander y el Ministerio de Cultura se han propuesto la presentación y sustentación de la candidatura de nuestro emblema regional ante el Centro de Patrimonio Mundial; un paso que representaría especial impulso a la consolidación del sueño turístico de Santander. Esta iniciativa merece el apoyo y el compromiso de todos, pues se trata de un hito muy representativo que, a no dudarlo, convoca nuestra identidad y se convierte en motivo sin igual de integración. Cepitá, Aratoca, Curití, Villanueva, Barichara, Jordán, Los Santos, Molagavita, Zapatoca y Capitanejo, en Boyacá, se verán claramente beneficiados con la declaratoria. Es preciso emprender imaginativas formas que pongan a tono los recursos y preparen a los habitantes para atender a los visitantes que resulten atraídos por la sugestiva convocatoria que representaría esta exaltación.

OBITUARIO. En el propósito de humanizar la Ciudad, significativo legado deja el maestro de la arquitectura Germán Samper Gnecco, fallecido la semana pasada en Bogotá a la edad de 95 años. Fueron sus obras más renombradas la Biblioteca Luis Ángel Arango, el edificio Avianca, el Museo del Oro, el edificio Coltejer de Medellín y el Centro de Convenciones de Cartagena. Proyectista de la Ciudadela Real de Minas de Bucaramanga. Para el suscrito constituyó un honor recibir sus enseñanzas durante la construcción de la Plaza Mayor.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad