lunes 14 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Responsabilidad de todos

En el informe referido, la CGR advierte que “existe una desconexión entre la política nacional y la institucionalidad dispuesta como autoridad ambiental con los ámbitos urbano y regional”
Escuchar este artículo

Bajo el eslogan Mejorar nuestro ambiente es responsabilidad de todos, la Contraloría General de la República (CGR) llevó a cabo un concurso para exaltar las veedurías, organizaciones no gubernamentales y agrupaciones ciudadanas que se han destacado por su trabajo aplicado a la conservación y mejora de los escenarios ambientales. La premiación, efectuada la semana pasada, coincidió con la presentación del Informe sobre el Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente 2018-2019.

Resulta estimulante registrar que las tres entidades seleccionadas tienen su radio de acción en el nororiente del país. En primer lugar, se distinguió a la Veeduría Ambiental – Socioeconómica de la Cuenca Media y Baja del Río Suárez por haber desarrollado una apreciable labor en la formulación del Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca (Pomca) y, además, por asumir un provechoso liderazgo en el propósito de dar forma a la Región de Planeación y Gestión (RPG) de la hoya del río Suárez, que abarca una docena de municipios de las provincias de Vélez en Santander y del bajo Ricaurte en Boyacá.

Al Grupo de Estudios Ambientales de Norte de Santander se le reconoció la recopilación y ordenamiento de la investigación ecológica existente, que constituye útil herramienta para la toma de decisiones en aspectos cruciales de la zona de influencia del ecosistema Santurbán.

El Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana (Mccc), creado en Bucaramanga el 20 de julio de 2011 y representado por Luis Álvaro Mejía Argüello, fue galardonado por el ejercicio pedagógico desplegado mediante la realización de talleres, conferencias, foros, publicaciones y movilizaciones populares en procura de brindar adecuada información a los habitantes con el propósito de generar conciencia sobre la importancia del Páramo de Santurbán como fuente productora de vida.

En el informe referido, la CGR advierte que “existe una desconexión entre la política nacional y la institucionalidad dispuesta como autoridad ambiental con los ámbitos urbano y regional”. Este concepto despierta inquietante preocupación, cuando precisamente se está a las puertas de la trascendental determinación respecto a la licencia para la explotación minera en Santurbán que ocasionaría irreparable afectación ecológica a nuestro territorio.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad