lunes 28 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Ruido en el vecindario

¿Responde en verdad esta ola de movilizacio-nes (que se han dado en Ecuador, Chile y Bolivia) a una agenda elaborada (como lo dice Maduro)?
Escuchar este artículo

Particularmente activa ha estado la protesta popular en varios países vecinos. En Ecuador, la adopción de severos ajustes económicos que obedecen al compromiso adquirido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de reducir el déficit fiscal, con ocasión del otorgamiento de un empréstito por US$4.200 millones, provocó una enérgica oposición de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, centrales de trabajadores y organizaciones de transporte público. Como resultado, el presidente Lenín Moreno se vio obligado a revocar los decretos expedidos y a integrar una comisión de estudio de las medidas.

En Chile, dos semanas después, se desataron delicados desórdenes que tuvieron su detonante en el alza de $30 en el pasaje del Metro de Santiago. Sin embargo, según las consignas de los manifestantes, el reclamo “No es por 30 pesos, es por 30 años”, tiempo durante el cual las clases sociales más desfavorecidas se han visto afectadas por la privatización de servicios esenciales. El presidente Piñera ha pedido perdón a sus compatriotas por la falta de visión gubernamental respecto de los desequilibrios que soporta su país en materia de salud, educación y bienestar general.

En Bolivia, el presidente Evo Morales ha protagonizado un habilidoso proceso para atornillarse en el poder. Primero, cambió la Constitución para permitir dos reelecciones; luego, para facultarse a otra oportunidad, convocó un referendo que recibió la negativa popular, pero con la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que le tuteló su derecho a elegir y ser elegido, logró materializar una nueva aspiración el pasado domingo. Ante la gran confusión desatada por el incierto desenlace optó por proclamar su victoria, sin esperar una segunda vuelta electoral, hecho que ha suscitado rechazo internacional y expresiones ciudadanas contrarias a su determinación.

Aunque se advierten problemáticas diferentes, Nicolás Maduro ha salido a atribuir las reclamaciones en Ecuador y Chile, así como también las inconformidades que se han venido gestando en Colombia, al desarrollo de estrategias continentales trazadas por el Foro de Sao Paulo, cuyo último plénum se cumplió este año en Caracas. ¿Responde en verdad esta ola de movilizaciones a una agenda elaborada?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad