lunes 06 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Santander a pie

a partir del proyecto emprendido por la Corporación Nacional de Turismo, se identificaron las principales “rutas camineras de Colombia

Comprender nuestra historia, disfrutar el paisaje diverso, estudiar la fauna y la flora, estimular relaciones interpersonales y de camaradería, ejercitar el cuerpo para preservar la salud y fortalecer el espíritu, son algunas de las razones que animan al grupo de entusiastas andariegos que practican el senderismo por caminos ancestrales de Santander.

Bajo la coordinación del arquitecto Gilberto Camargo Amorocho han logrado interesar a la Gobernación, a la Asamblea Departamental y a varios municipios en el propósito de acometer la recuperación de los llamados caminos reales. A partir del proyecto emprendido por la Corporación Nacional de Turismo, impulsado por el Dr. Rafael Lamo Gómez, se identificaron las principales “rutas camineras de Colombia”. En nuestra comarca ese inventario sirvió para que se organizara el trabajo que hoy nos permite disponer de un apreciable número de calzadas en buen estado, que hacen posible ampliar la oferta turística con una nueva atracción y con claro beneficio para los habitantes de las zonas involucradas.

Desde la Colonia y, más tarde, en la época del Estado Soberano de Santander fue preocupación esencial la construcción de caminos para asegurar la comunicación entre sus poblaciones y buscar salida al comercio internacional a través del río Magdalena y del Puerto de Maracaibo, en Venezuela. Los recorridos más frecuentados en la actualidad son Los Santos-Jordan-Villanueva; Quince Letras-Umpalá; Guadalupe-Las Gachas, Pescadero-El Tabacal; Zapatoca-Paso Rueda-Guane-Barichara y Pescadero-Cepitá; y en Bucaramanga los trayectos hacia el Alto de los Padres, Chimitá, Hacienda El Paraíso y al embalse del río Tona.

Es preciso mencionar que alrededor de 30 municipalidades se encuentran entrelazadas en una malla que facilita el establecimiento de atractivos y múltiples destinos, con especial significado para los locales y de encanto para visitantes nacionales y extranjeros. Caminos precolombinos, periplos de conquistadores, rutas de la arriería, del intercambio de mercancías, de la revolución comunera, de la independencia, de preservación ecológica podrían ser, entre otras, temáticas sugerentes que con seguridad ofrecerán respuesta a las formas de una ciudadanía moderna que trata de surgir e imponerse como alternativa en los tiempos del pragmatismo globalizado que desfigura la autenticidad social.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad