lunes 17 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Una esperanza

Grata la visita que realizó a Bucaramanga Rodrigo Rivera Salazar. Lo hizo para participarnos su propuesta de buscar un desarrollo acelerado que permita la superación de la pobreza y la inclusión de los colombianos como partícipes esenciales en la construcción de la Nación y, de paso, rescatar la discusión política de las mecánicas electorales y de las conveniencias particulares en las cuales se ha enredado secularmente nuestra acción.

Creativamente, Rivera toma como referencia 13 países que han podido superar últimamente la línea de pobreza, con un crecimiento sostenido de su PIB superior al 7% anual. Según los cálculos del Growth Report, Colombia ha crecido a un promedio del 1% en los últimos 40 años y, si mantiene este índice, serían necesarios 300 años para superar nuestra condición de país pobre. Advierte, sin embargo, que es posible alcanzar esa anhelada tasa de crecimiento del 7% - ya lo hicimos -; mantenerla, y cruzar esta barrera antes de 25 años.

Nuestra misma generación puede lograr este sueño, sin esperar el 'milagro', como se ha dado en llamar el proceso. Algunas naciones que pertenecen a esta élite afrontaban situaciones similares de desorden, corrupción, violencia y falta de educación. No existe parámetro ni fórmula para encarar un problema de desarrollo particular.

No obstante, sí se puede advertir que es indispensable la definición de un propósito nacional que precise el norte de su desarrollo, acompañado de una mentalidad muy abierta para adoptar las estrategias adecuadas frente a las dificultades que se presenten. Hay países que escogieron como primera opción el trabajo masivo de maquila por la deficiente calificación de su población; bien pronto adoptaron líneas de trabajo más dignas, apoyados en adaptaciones tecnológicas, y hoy están incursionando con fuerza creativa en el desarrollo científico, ya que su preocupación central es generar una excelente educación de sus ciudadanos.

Advierte, Rivera Salazar, que es requisito fundamental para hacer viable esta propuesta, la presencia de un liderazgo que acoja a todos los colombianos, para lo cual se requiere deponer la creciente polarización y la conformación de una fuerza social que impulse a la Nación hacia los horizontes que tienen que visualizarse para trabajar armónicamente, en el marco de una democracia incluyente y participativa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad